jueves, 21 de marzo de 2019

Atento aviso


martes, 19 de marzo de 2019

El globo del odio

Con sus acusaciones sin sustento de cada día, durante la misa de siete en Palacio Nacional, el presidente está inflando un globo de odio. Odio que inyecta en sus fanáticos, quienes se lanzan como perros de presa en contra de quienes señala su amo, por ahora tan sólo en las redes. Odio que crea en aquellos a los que acusa sin cesar, destruyendo sin piedad su reputación y su honra, sin aportar prueba alguna de sus condenas flamígeras. ¿Cuál es el fin de provocar tanto odio? ¿Qué gana con ello? No lo sé. Sólo sé que está inflando un globo de rencores que, tarde o temprano, podría reventarle en la cara. A él y al país.

domingo, 17 de marzo de 2019

Grandes discos de 1969: "Monster" de Steppenwolf


Uno de mis grupos favoritos de todos los tiempos y del que casi nadie se acuerda (y en tiempos millennials se desconoce). Steppenwolf y un gran disco: Monster. Claro, de 1969.

sábado, 16 de marzo de 2019

Cámara húngara: El país hablado de López Obrador

Vivimos en un país virtual, un país de percepciones, un país hablado. Un país que es pronunciado cada mañana, desde el púlpito del salón de conferencias de Palacio Nacional, por la voz del presidente de la república. Un país que sólo existe en las palabras del mismo y en su capacidad para crear representaciones de una realidad ideal, de un México que sólo está en su mente y que, sin embargo, muchísimos mexicanos creen, con devoción religiosa, que es algo concreto y tangible, aunque no haya indicio alguno de esto más allá, precisamente, de la palabra presidencial elevada al rango de lo divino.
   Palabra mágica, palabra que decreta cosas y acciones sin que estas tengan asidero en la realidad real. El verbo encarnado en el presidente fabrica cotidianamente un país paralelo al que vivimos día con día, un país utópico para una mayoría esperanzada, pero distópico para un número creciente de escépticos. En ello se nos han ido estos primeros ciento y pico de días de nuevo gobierno.
   Pongamos un ejemplo: la famosa guerra contra el huachicol que tanto se ha proclamado como uno de los grandes logros de esos primeros cien días de gobierno lopezobradorista. ¿Existió tal guerra o fue tan sólo una ilusoria percepción en la que muchos creyeron? Me inclino por la segunda opción, ya que la dichosa guerra jamás se dio más allá de las palabras del presidente y algunos de sus subalternos. Todo indica que se trató de una gigantesca y un tanto burda estratagema para disfrazar la ineficiencia y el gran error que se cometió al no hacer las compras de gasolina que se hacían cada diciembre, a fin de mantener cubierta la demanda de combustible que se eleva siempre a finales de año y principios del siguiente. Como no se previó el asunto o sencillamente se le despreció, la gasolina escaseó y el gobierno se sacó de la manga esa “guerra” contra los huachicoleros que hizo que cerrara los ductos y el producto escaseara de manera dramática. La farsa no sólo produjo largas colas, disgustos de automovilistas, carestía y mercado negro, sino también la explosión de Tlahuelilpan, Hidalgo, que costó más de cien vidas. Aun así, mucha gente cayó en el garlito y creyó en la supuesta valentía presidencial al enfrentar a “la mafia del huachicol”. Por supuesto que no hubo un solo jefe de esa mafia detenido.
  Otro caso es el del combate a la corrupción, leit motiv principalísimo de la propuesta de Andrés Manuel López Obrador y promesa de campaña que le ganó quizá la mayor parte de los votos que lo llevaron a Palacio Nacional. Según esto, la corrupción desaparecería como por arte de magia y por generación espontánea a la llegada del de Macuspana a la silla presidencial y esto generaría los recursos suficientes para cubrir todos sus programas sociales. Sin embargo, hasta ahora no ha ofrecido un solo resultado concreto al respecto, no hay solo corrupto en la cárcel y todo se ha quedado en retórica vacía pronunciada desde las conferencias mañaneras. Muchas amenazas, incluso contra personas determinadas, pero la cosa no ha pasado de ahí. Otra muestra del país hablado de López Obrador.
   Pero está bien, no seré maniqueo. Hay otras situaciones en las que el gobierno lopezobradoista ha ido más allá de la labia y nos ha ofrecido hechos concretos que nada tienen que ver con percepciones virtuales. Por desgracia, se trata de situaciones lamentables; las más recientes, la elección de Yasmín Esquivel, la tristemente célebre “ministra contratista”, como integrante de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con lo que empieza a operar el plan para doblegar al Poder Judicial y ponerlo al servicio del Ejecutivo, y la aprobación, por parte de la cámara baja (nunca mejor utilizado el término) de la revocación de mandato, con lo que se abre la puerta a la posible reelección del Gran Tlatoani en 2024. En estos dos casos, habría sido mejor que todo quedara en meras habladurías.

jueves, 14 de marzo de 2019

Tabú

El tema de la reelección presidencial es más que un tabú en la historia de México y va más allá de la política. El último que lo intentó fue Álvaro Obregón y todos sabemos de qué manera terminó aquello, hace 90 años y ocho meses. Jugar con fuego es peligroso. Jugar con la tentación de reelegirse es más peligroso aún. La soberbia los está llevando demasiado lejos. Deberían bajarle dos rayitas a su triunfalismo. Pero no lo harán y en el pecado llevarán la penitencia.

miércoles, 13 de marzo de 2019

Grandes discos de 1969: "Ummagumma" de Pink Floyd


Fantástico álbum, entrañable para mí porque con él conocí a Pink Floyd, justo en 1969, cuando apareció. El enorme Ummagumma ("Careful with that Axe, Eugene" sigue provocándome escalofríos).

martes, 12 de marzo de 2019

¡Madres!

Estoy pensando formar una banda-tributo a Frank Zappa. La llamaré The Mothers of the 4º Transformation.

lunes, 11 de marzo de 2019

Grandes discos de 1969: "Barabajagal" de Donovan


Uno de los discos más bellos de Donovan, con colaboradores como Jeff Beck y temas como el clásico "Atlantis", "Happiness Runs", "Trudi", "Pamela Jo" y, por supuesto, "Barabajagal". Otro tesoro de 1969.

domingo, 10 de marzo de 2019

Grandes discos de 1969: "A Salty Dog" de Procol Harum


 
Un gran disco de Procol Harum, su opus No. 3, lleno de finura y exquisito buen gusto, pleno de poesía en sus letras y de espléndida música con el gran Gary Brooker a la cabeza de la agrupación británica (no sé por qué durante muchos años pensé que era canadiense). Una joya de 1969.

sábado, 9 de marzo de 2019

Cámara húngara: Cien días de necedad

Como una paráfrasis de la novela que no pergeñó Francisco García Márquez (tal como nombró el H. Congreso del Estado de Veracruz, de mayoría morenista, a Gabriel García Márquez, quien, él sí, escribió el largo relato que determinó en la literatura hispanoamericana al llamado realismo mágico), así he intitulado hoy a mi columna: “Cien días de necedad”. Porque eso han sido estos primeros cien días de gobierno lopezobradorista: un caudal cotidiano de desaciertos producto del capricho, la ocurrencia, la improvisación, la ignorancia, la incultura, la tontería, la patanería, la zafiedad, la rusticidad y la más fatua, anticuada, altanera, soberbia y magalomaniaca de las terquedades. Días necios de un gobierno necio dirigido por un líder necio (no en vano, durante la campaña su mujer le dedicó una canción –con video incluido– en el cual ella misma interpretó la canción “El necio”, de Silvio Rodríguez; hoy ya conocemos las consecuencias de esa necedad).
  Alguien me preguntaba hace unas semanas si en verdad no veía yo algo bueno, algún logro por pequeño que fuese, de la llamada Cuarta Transformación. Juro que lo pensé y lo pensé y por más que escarbé en la memoria (y hasta en Google), no encontré algo concreto, un solo resultado plausible, por el cual pudiese felicitar a este gobierno.
  En primer lugar porque, a lo largo de tres meses y pico, el presidente de la república todavía no ha empezado a gobernar. Habla, sí, todos los días, en sus malhadadas conferencias mañaneras. Habla para prometer, para justificar, para condenar, para acusar, para vilipendiar, para pronunciar frases huecas, para hacer simplones chascarrillos. Pero no se ve por lado alguno que él y su delirante y esperpéntico gabinete estén dedicados realmente a la gobernanza del país. Y mientras tanto, la economía va en caída libre y la inseguridad y la violencia van en alza angustiante. Y mientras tanto, se pierden más y más empleos. Y mientras tanto, las calificadoras internacionales nos certifican a la baja. Y mientras tanto, la famosa lucha contra la corrupción se contradice con los escándalos de los propios integrantes del gobierno o con acciones como las compras sin licitación y las adjudicaciones directas. Y mientras tanto, se eliminan apoyos a las estancias infantiles, a los refugios para mujeres víctimas de la violencia intrafamiliar y a los enfermos de VIH, cáncer y otras enfermedades graves. Y mientras tanto, se lanza una embestida, avalada y promovida verbalmente por el propio presidente, en contra de las organizaciones civiles y de un importante diario de circulación nacional. Y mientras tanto, se busca debilitar a los contrapesos. Y mientras tanto, se entrega (al menos durante cinco años) la Guardia Nacional a los militares, con quienes parecería existir un pacto oculto, un acuerdo secreto y comprometedor que los mexicanos no conocemos. Pero eso sí: se decidió otorgar 350 millones de pesos a Probeis, un organismo que supuestamente impulsará el beisbol en México. ¿Por qué? Porque es el deporte favorito del presidente y éste ha planteado la muy patriótica meta de que dentro de seis años tengamos a 80 peloteros actuando en Grandes Ligas. El sueño de Andrés.
  Así pues, en medio de la más absoluta incertidumbre, a pesar de las porras estultas de muchos de los aplaudidores del gobierno, estos cien días parecen mostrarnos que vamos directo a un régimen autoritario, estatista, cerrado, moralino, de libertades acotadas y clientelismo descarado.
  Y a pesar de ello, muy en ciernes todavía, parece que va surgiendo una oposición más allá de los hoy debilitados, lamentables y casi desaparecidos partidos políticos. Hay una lucecita de esperanza, no todo está perdido.

jueves, 7 de marzo de 2019

Grandes discos de 1969: "Last Exit" de Traffic


El primer disco que escuché de Traffic en mi primer encuentro con ciertos cigarrillos, cuando tenía 14 años. Ello sucedió en 1969, mismo año en el que apareció esta maravilla, mitad en estudio y mitad en concierto. El lado B, con dos largas piezas "en vivo" me sigue alucinando tanto como aquella primera vez que lo oí, en especial la voz y el órgano Hammond de Stevie Winwood. Ya no recuerdo cómo fue que este ejemplar, en edición mexicana, llegó a mis manos (creo que mi hermano Sergio me lo regaló en algún momento), pero lo tengo desde hace décadas. Discazo.

miércoles, 6 de marzo de 2019

Sobre dadivas y pesca

¿Conocen aquella historia del sabio que enseñó a pescar a las personas en lugar de regalarles pescado, con el fin de que fueran libres, se valieran por sí mismas y no dependieran de otros? El nuevo gobierno no la conoce o finge no conocerla; por eso regala pescado y no le interesa que la gente aprenda a pescar, para que dependa de sus dádivas, no se valga por sí misma y jamás sea libre (y aparte le dé sus votos). Eso es lo que está detrás de los programas asistenciales, no la bondad de un gobernante supuestamente preocupado por acabar con la pobreza. Al contrario, la pobreza tiene que seguir existiendo, para que persistan esos programas y con ellos la compra de votos que lo mantengan en el poder.

martes, 5 de marzo de 2019

Grandes discos de 1969: "Get Ready" de Rare Earth


El segundo álbum de Rare Earth, luego de su disco debut Dreams/Answers de 1968. Es este uno de los únicos grupos blancos (si no es que el único) firmado por Motown Records. Su gran éxito, la espléndida "Get Ready", ocupa todo el lado B a lo largo de sus 21 minutos y medio y hay una versión magnífica de la clásica "Tobacco Road". Claro, también salió en 1969, hace 50 años.

lunes, 4 de marzo de 2019

Del PNR a MoReNa: 90 años de continuidad

Esta es la verdadera línea de continuidad histórica:

Inicio de la Primera Transformación: Partido Nacional Revolucionario (PNR) - 1929

Inicio de la Segunda Transformación: Partido de la Revolución Mexicana (PRM) - 1938

Inicio de la Tercera Transformación: Partido Revolucionario Institucional (PRI) - 1946

Inicio de la Cuarta Transformación: Movimiento de Regeneración Nacional (MoReNa) - 2018

La même chat rien mais vautré.

sábado, 2 de marzo de 2019

Cámara húngara: AMLO contra el pueblo bueno

Los desatinos continúan, día tras día, uno tras otro, sin solución de continuidad. Con cero autocrítica y mucha, demasiada soberbia, el gobierno parece empeñado en cometer el mayor número de barbaridades en el menor tiempo posible. La falta de inteligencia es abrumadora y todo resultaría cómico de no apuntar hacia algo terriblemente trágico y desastroso.
  Ya no es sólo el ataque contra todo lo que parezca conservador o fifí, ya no es sólo la acometida hacia todo lo que huela a neoliberal o producto de la antigua mafia en el poder. Ahora los embates van también contra quienes votaron por Andrés Manuel López Obrador y lo llevaron a la presidencia de la república, los golpes empiezan a lastimar al llamado pueblo bueno.
  En su desesperación por recuperar de donde sea y del modo que sea los miles de millones de pesos que se perderán debido a la necia y caprichosa decisión de cancelar las obras del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (apenas este jueves se tuvo que pagar 34 mil 700 millones a los tenedores de fibra del NAIM), el gobierno está en una enloquecida tarea para recortar dinero de donde se pueda. Por eso tantos empleados echados a la calle, por eso tantos programas y organizaciones civiles a los que se les están restando recursos de manera parcial o total.
  López Obrador y los suyos carecen de los fondos suficientes para echar a andar sus programas asistenciales y clientelares, esos que significan regalar dinero a la gente y con ello garantizar su lealtad política. Por ello, con el fin de obtenerlos, tienen ocurrencias tan delirantes como las muy recientes de quitar los subsidios a las estancias infantiles o a los refugios para mujeres víctimas de la violencia intrafamiliar.
  ¿Por qué ese desprecio del presidente hacia las personas que votaron por él y por su partido? Incluso ha llegado a injuriarlos con desdén, como sucedió la semana antepasada, cuando llamó conservadores de ultraizquierda a los opositores de la termoeléctrica de Huexca, en Morelos. El menosprecio fue tal que ni siquiera detuvo la falsísima y teatral “consulta popular” sobre la planta energética, cuando a dos días de la misma fue asesinado arteramente el activista y líder popular Samir Flores. La insensibilidad mostrada por el primer mandatario recordó la que tuvo ante la extraña muerte de la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y su esposo, el senador Rafael Moreno Valle, o ante el supuesto suicidio del empresario coahuilense y socio del Grupo Soriana, Eduardo Bringas.
  ¿Qué sucederá cuando AMLO y sus incondicionales, con todo y la flamante Guardia Nacional,  se enfrenten a las seguras protestas de los habitantes del sureste mexicano que se opondrán a las obras del Tren Maya, el Corredor Transístmico o la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, con todo el impacto ecológico que estos proyectos causarán? No olvidemos que entre esos opositores está el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional.
  Ya Jorge Zapata González habló hace unos días del “mal gobierno”, expresión muy utilizada por su abuelo, el legendario “Caudillo del Sur”, Emiliano Zapata, cuando se refería a los ocupantes de Palacio Nacional. Sólo que Zapata González hablaba del gobierno actual. Paradójico sería que la administración de López Obrador provocara lo que no provocaron los llamados gobiernos neoliberales en lo que va de este siglo: una insurrección popular.

jueves, 28 de febrero de 2019

No cuadra

Benito Juárez supo rodearse de personajes extraordinarios y ahí están los nombres de Melchor Ocampo, Ignacio Ramírez, Vicente Riva-Palacio, Ignacio Manuel Altamirano, Miguel Lerdo de Tejada, Jesús González Ortega, Santos Degollado y el enorme Guillermo Prieto, entre otros. ¿Cómo puedes entonces decir que quieres parecerte a Juárez y rodearte de gente como Manuel Bartlett, Javier Jiménez Espriu, Napoleón Gómez Urrutia, Paco Ignacio Taibo II, Epigmenio Ibarra, Irma Eréndira Sandoval, John Ackerman, Mario Delgado, María Elena Álvarez-Buylla, Dolores Padierna, Rocío Nahle, Sanjuana Martínez, Jenaro Villamil y un largo etcétera? Como que no cuadra.

martes, 26 de febrero de 2019

Grandes discos de 1969: "Good Bye Cream" de Cream


El décimo disco de la serie es el último álbum oficial de Cream, con el que Eric Clapton, Jack Bruce y Ginger Baker dijeron adiós al legendario supergrupo británico en 1969, hace justo medio siglo.

domingo, 24 de febrero de 2019

sábado, 23 de febrero de 2019

Cámara húngara: ¿La primera derrota de AMLO como presidente?

No nos emocionemos. La aprobación en la Cámara de Senadores, con el voto unánime de todos los partidos, de una Guardia Nacional con mando civil, ha suscitado un gran entusiasmo entre quienes se oponen a la militarización del país que acarrearía el proyecto de Guardia Nacional de Andrés Manuel López Obrador.
  Mucho se celebró que este proyecto no haya pasado en el Senado, más aún por el papel fundamental que jugaron en ello varias organizaciones de la llamada sociedad civil a la hora de inclinar la balanza en favor de la racionalidad y el civilismo, sobre todo después de los ataques verbales que el propio presidente de la república lanzó en estos días contra dichas organizaciones.
  ¿Estamos frente a la primera derrota política de López Obrador como mandatario de la Nación? Difícil dilucidarlo. Primero, porque extrañamente el tabasqueño aceptó la resolución senatorial sin los cuestionamientos y hasta el enojo que se hubieran esperado de él, lo cual no deja de ser desconcertante y mueve a la suspicacia (por ejemplo: ¿actuó Ricardo Monreal por su cuenta al operar el acuerdo multipartidista o solicitó el permiso de su mandamás?); segundo, porque aún falta que la Cámara de Diputados diga la última palabra y como es bien sabido, el líder de esa cámara, Mario Delgado, es incondicional de AMLO hasta la ignominia.
  Así que todo puede pasar, incluso que López Obrador haga uso del veto presidencial contra la Guardia Nacional de mando civil. El hombre no sabe perder y menos lo hará sin meter las manos ahora que acumula cada vez más poder. ¿Se quedará realmente quieto frente a lo que parecería un fracaso de su propuesta por la militarización? ¿Usará tal “derrota” para lavarse las manos ante las fuerzas armadas? A saber.
  Algo o quizá mucho nos falta por ver al respecto. No cantemos su supuesto revés, no al menos todavía.

jueves, 21 de febrero de 2019

Grandes discos de 1969: "Hot Rats" de Frank Zappa


Continúo con la muestra de grandes álbumes del 69 que cumplen 50 años este 2019 y que forman parte de mi colección. Este es una joya de la discografía zappiana.

miércoles, 20 de febrero de 2019

Paco

Por el gran Gil Gamés me entero de que entre los funcionarios que no hicieron declaración patrimonial está el inefable (¿o era inmamable?) Paco Ignacio Taibo II. El presidente dijo que funcionario que no declarara sus bienes sería echado del gobierno. Estamos a la espera del despido de Paquito (no haré travesuras). Me echaré una pestañita mientras.

martes, 19 de febrero de 2019

Grandes discos de 1969: "Tommy" de The Who


The Who grabó esta maravilla en 1969. Ya son 50 años de la ópera rock Tommy y es un álbum que atesoro desde hace décadas.

lunes, 18 de febrero de 2019

Grandes discos de 1969: "Let It Bleed" de The Rolling Stones


Continúo con mi recuento fotográfico de grandes discos que este año cumplen medio siglo de existencia. Este quizá sea mi álbum favorito de toda la obra discográfica de los Stones. Además, me trae muy gratos recuerdos personales. Claro, es de 1969.

sábado, 16 de febrero de 2019

Cámara húngara: ¿Qué sucedió el 22 de octubre de 2018?

A lo largo de su campaña (la tercera) por la presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador no paró de insultar y denostar a las fuerzas armadas de México, a las que tildó de corruptas y asesinas cada vez que pudo hacerlo. También criticó acremente la Ley de Seguridad Interior propuesta por el gobierno de Enrique Peña Nieto, la cual finalmente fue derogada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación que la declaró inconstitucional. Por ello, una de las promesas más sonadas del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia y que le ganó muchos adeptos fue la de que de ganar las elecciones, regresaría paulatinamente a los soldados y a los marinos a sus cuarteles. Incluso acuñó el lema “Abrazos, no balazos”. En una palabra, prometió desmilitarizar al país.
  Como todos sabemos, el 1 de julio pasado López Obrador ganó de manera rotunda y a lo largo de los cinco meses de interregno, prácticamente empezó a ejercer como presidente de facto, aunque todavía era presidente electo. Fue durante este periodo que sucedió algo a lo que no se le ha dado la suficiente importancia y que a mi modo de ver fue un momento clave para entender lo que estamos viviendo con el tema de la Guardia Nacional.
  La del lunes 22 de octubre de 2018 es una fecha que todos deberíamos tener muy marcada. Ese día, López Obrador se reunió en privado con el aún secretario de la Defensa Nacional, el general Salvador Cienfuegos. No se sabe a ciencia cierta qué fue lo que ambos personajes hablaron, pero sí sorprendió que al salir de ese encuentro, el presidente electo dio un giro de 180 grados a su discurso anterior sobre las fuerzas armadas.
  A partir de ese día, el tabasqueño no sólo habló maravillas de los militares, sino que comenzó a impulsar la ley que crea la Guardia Nacional, pero ya no con un mando civil sino con uno de corte militar y por tiempo ilimitado. No sólo eso: ya en la presidencia, otorgó a la Sedena su mayor presupuesto desde 2010, así como la concesión para construir y operar el aeropuerto de Santa Lucía con todos sus beneficios económicos; autorizó la venta de 30 de las 150 hectáreas que posee esta secretaría en Santa Fe, a fin de construir departamentos de lujo cuyas ganancias quedarán en manos de la Guardia Nacional y también entregó a Ejército y Marina el control de áreas clave de Pemex.
  ¿A qué se debió este cambio de rumbo de López Obrador, quien de ser casi un enemigo jurado de las fuerzas armadas (recordemos, por ejemplo, que en octubre de 2016 instruyó de manera tajante a los grupos parlamentarios de Morena a rechazar un minuto de silencio o cualquier otra expresión solidaria a favor de soldados, marinos y policías caídos en el cumplimento de su deber), se transformó –literalmente de un día a otro– en su principal aliado y simpatizante? ¿Qué se habló en aquella reunión del 22 de octubre pasado y, sobre todo, qué le dijeron o qué advertencia le hicieron los altos mandos militares para hacerlo cambiar de un modo tan radical y contradictorio?
  Muy pocos analistas y comentaristas han tocado el tema (sólo he escuchado y/o leído algo al respecto por parte de Brozo, Lisa Sánchez y Denise Dresser, no sé si porque otros no le han dado importancia o porque prefieren no meterse en camisa de once varas). El hecho es que algo sucedió aquel lunes y no sabemos qué fue. Quizás eso explique la desesperada y casi histérica insistencia del presidente para que se apruebe, a la voz de ya, la Guardia Nacional con mando militar y explique también sus ataques a las organizaciones y personas de la llamada sociedad civil que se siguen oponiendo a ello y que han argumentado que la Guardia Nacional que propone López Obrador, con disciplina y formación militar, viola estándares internacionales en materia de derechos humanos, deforma preceptos constitucionales establecidos desde hace siglo y medio y emula un modelo propio de regímenes dictatoriales o antidemocráticos.
  Podemos especular muchas cosas sobre la actual relación entre Andrés Manuel López Obrador y las fuerzas armadas. Pero todo quedaría en eso: en meras especulaciones y sospechas de que se nos está ocultando algo. Por eso nada podemos afirmar.
  Tal vez algún día se conozca lo que sucedió aquel 22 de octubre de 2018 y eso explique mucho (o todo) lo que hoy estamos viviendo y lo que se le viene al país si los legisladores de Morena (algunos de ellos vergonzantes sobrevivientes del movimiento estudiantil de 1968) y su líder consiguen su siniestra meta de militarizar al país y otorgar a las fuerzas armadas un poder cuyos alcances y consecuencias no podemos imaginar.

miércoles, 13 de febrero de 2019

Grandes discos de 1969: "The Soft Parade" de The Doors

Sigo con mi muestra particular de buenos discos de hace 50 años, es decir de 1969. En este caso The Soft Parade de los Doors, su cuarto opus, un álbum muy irregular y no del todo logrado, sobre todo si lo comparamos con sus tres antecesores. Pero tiene grandes temas, como "Wild Child", "Shaman's Blues" y la muy popular "Touch Me". La suite "The Soft Parade" es toda una curiosidad.

martes, 12 de febrero de 2019

Sesión con Aarón Cruz

Hoy tuvimos una muy buena sesión de grabación para mi disco, nada menos que con uno de los mejores bajistas y contrabajistas del jazz que se hace en México: el gran Aarón Cruz.
  Su contrabajo quedó perfecto en mi canción "Eres joven", en la que también participan como invitados Armando Palomas en la voz y el grupo de jazz Sr. Swing (guitarra, clarinete, trompeta y lavadero). Es posible que Alejandro Martínez Gil incluya todavía un banjo para que el tema quede listo.Yo aquí sólo canto.
  La segunda canción en que participa es "Sólo he venido a decirte adiós", para la que usó un curiosísimo bajo-ukulele electroacústico que suena increíble (ver foto). En esa pieza están también Nancy Zahmer (voz), Mauricio Díaz Hueso (voz y guitarras), Mauricio González (armónica) e Iris Bringas (pandero). Yo canto y toco la segunda guitarra.
  Muy buena sesión.