viernes, 17 de julio de 2009

Tres cuentos cortos


-El clásico (de Augusto Monterroso): "Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí".

-El mío (intitulado Cuento de terror y publicado hace años -creo que en 1993- en la sección cultural de El Financiero: "Érase una vez la realidad".

-El del Loco Valdés: "Había una vez... truz".

11 comentarios:

Kafei dijo...

No se si reir o llorar.

Denisse Berman dijo...

A ver, maestro, música de una vez...truz, jajaja.

Angus dijo...

Genial.

Ricardo Beltrán Bribiesca dijo...

El de Tito: Un clasico pretencioso.

El tuyo: Un chistorete pretencioso.

El del Loco: El mejor de los tres.

Daniel Franco dijo...

El del loco es el que saca la sonrisa. Nunca le he entendido al de Monterroso (Y no m emuero por hacerlo) y el tuyo es certero.

Giovanni dijo...

¿Quien sera más pretencioso, el que trata de serlo o el que apunta al que trata de serlo?
Chidos los cuentitos, pero son mas estilo sentencias breves, creo yo.
Saludos

Ángel Ciénega Ramírez dijo...

Ja, ja, ja. ¿Qué será más pretencioso: el que trata de serlo, el que apunta al que trata de serlo, o el que su vez apunta a este último?

Para mí, y lo digo a riesgo de ser considerado el más pretencioso de todos, es el tercero, por ese afán de aperenter una suspicacia inusitada.

Ángel Ciénega Ramírez dijo...

Ah, perdón es: "...aparentar una perspicacia inusitada."

Giovanni dijo...

Ángel, gracias por pelarme, nomrmalmente digo puras penejadas y nadie me hace caso, aunque he de confesar que era en broma el comentario, espero y el tuyo también y si no pues chido por la pedrada jeje saludos.

Walrus dijo...

Faltó uno, faltó uno, El Emigrante de Luis Felipe Lomelí:

¿Olvida usted algo? -¡Ojalá!

Perro Zombie dijo...

jajajajaja.... pues sólo falto creo, el de "PAN-con lo mismo"... jajjajajaja