lunes, 2 de noviembre de 2009

Mi odio al Halloween


Los años pasan y continúo en las mismas. Tal vez sea una posición anticuada, quizá sea una actitud reaccionaria, pero sigo sin aceptar que el Halloween se imponga en México y me da pena (propia y ajena) que incluso en las escuelas se fomente a esta fiesta tan lejana a nosotros, en detrimento de la bellísima celebración del Día de muertos. Es algo que nunca dejaré de lamentar. A lo mejor porque yo de niño aprendí a fabricar calaveras con un cuchillo y un chilacayote y salía a la calle a pedir "quinto para mi calavera", sin disfrazarme de brujo o de monstruo y sin decir el hoy habitual, en los niños de estos lares, "¿me da mi jálogüin?". Insisto, puede ser un prurito conservador, pero odio al pinche Halloween en su versión mexicana.

3 comentarios:

Charro Negro dijo...

Comentario Pagado por los ESMESIANOS y los PERREDISTASPEJISTAS, jajajja.

Esta bien, realmente han hecho mas atractivo el dia de brujas que el de muertos y lo seguimos permitiendo. habra que cambiar eso!

Erik 1951 dijo...

Y los niños(presente) cuando sean grandes(futuro) verán el halloween como algo muy de ellos, una tradición Mexicana. Olvidaran por completo el día de muertos(si es que algún día lo celebraron).

Jacques el Fatalista dijo...

Me queda la duda, don Hugo, si el hacer las "calaveras" con chilacayotes y pedir el famoso "quinto" es una costumbre mexicana y relacionada con la fiesta de Día de Muertos. ¿No serà màs bien de raìces "jalogüinescas"?

Y no lo digo por tirarle a usted, que yo también de chamaco iba a los baldíos a recoger las "chilacas" para salir a pedir "quinto".

Saludos