lunes, 8 de marzo de 2010

El prurito de lo actual


En mucha gente existe el prurito de que lo único que vale es lo que se encuentra en la actualidad. Esto resulta muy evidente en el caso de la música, aunque también en los de la literatura, el cine y otras artes. Se cree que el pasado carece de importancia y no se ve que sin ese pasado, sin los antecedentes, no existiría lo que hay en el presente. Por ejemplo, algunos lectores de La Mosca siempre me han criticado ese afán mío por hablar del rock desde un punto de vista que lo contextualiza históricamente. Critican que mencionemos a la música de los cincuenta, los sesenta o los setenta, en lugar de centrarnos de manera exclusiva en lo que se está haciendo hoy día. Les parece cosa de viejos demodés el que nos importen tanto (y en ocasiones más) los Beatles, Frank Zappa, Jimi Hendrix o David Bowie como Franz Ferdinand, Arcade Fire, The xx o los Arctic Monkeys, por mencionar a algunos. No les cabe en la cabeza que aún nos fijemos en la música de los Doors o de Leonard Cohen, cuando según ellos todos nuestros esfuerzos deberían estar puestos en el nuevo disco de Gorillaz o el más reciente concierto de Ok Go. Tan importante hablar de aquellos como de estos. Negar el pasado nos impediría entonces escuchar la música de Bach, de Mozart, de Beethoven, de Satie o la de Miles Davis, John Coltrane, Charlie Parker o Thelonius Monk. Trasladado a las letras, tendríamos que leer sólo a los escritores del siglo XXI y olvidarnos de la gran literatura de las dos centurias pasadas y aún más atrás. A final de cuentas, como dijo alguien por ahí, para el buen escucha o para el buen lector, toda la música y toda la literatura, de cualquier época, son contemporáneas. Aferrarse a lo actual es no sólo empobrecedor y limitante, sino anticultural y francamente estúpido.

2 comentarios:

DECIREVES dijo...

la gran paradoja de esa masa llamada hipsters (de mty, de mexico, de gdl etc) es que esa comuna,surge del slangs de los jazzeros negros de la decada de los cincuenta y que no se limita a los chavitos y chavitas con ropita de marca American Apparel...

saludos desde Monterrey!

Walrus dijo...

EH?