miércoles, 5 de enero de 2011

La mala influencia idiomática


Alguna vez se dijo, hace años, que el mejor español de todos los que se hablaban en los países de origen cultural hispánico era el español de Colombia. En segundo lugar, aparecía el de México. No sé qué bases analíticas o académicas tendría aquella afirmación. Lo que sí sé es que, hasta hace poco, el español que se hablaba en México era muy rico en su vocabulario y en su variedad sintáctica.
No creo en los idiomas puros y entiendo que éstos van evolucionando con el tiempo, al verse influidos por otras lenguas. En plena segunda década del siglo veintiuno que comenzó hace cinco días, el español de México se ve afectado, para bien y para mal, por diferentes palabras y modismos, algunos provenientes de la jerga tecnológica, sobre todo del mundo cibernético, y otros de idiomas como el francés, el alemán, ¡el japonés! y sobre todo el inglés. Cada quién sabrá como utiliza los nuevos vocablos o si trata de buscar los sinónimos en español que le permitan seguir hablando esta lengua de la mejor manera.
Lo que me parece triste es la forma como las nuevas generaciones se han dejado influir por versiones empobrecidas del español, como la que se habla en la propia España o, más -y peor- aún, la que se habla en Argentina. Ya sea por las ediciones de libros provenientes de esos países o por el rock que se hace en tales latitudes, me encuentro con jóvenes mexicanos que emplean términos, por ejemplo, como “vinilo” (en lugar de vinil, como siempre se ha dicho en México) o que utilizan el “vos” argentino como segunda persona del singular y que incluso ya dicen cosas como “se armó un quilombo” o “es que a mí nadie me banca”… y no se trata de hijos de argentinos nacidos en México, sino de típicos chilangos de la Narvarte, la Condesa y hasta la Anahuac o la Pensil.
Es un fenómeno lamentable.

6 comentarios:

Charro Negro dijo...

OMG estas de PKM mi PEJEGM. jajaja.
Creo que el "vos" es culpa de los babayonics o del sueñostereo de cerati, eso "vos" lo sabras mejor, lo del Vynilo/Vinilo/Vynil/Vinil/ parece ser una masculinización de la música y el vino. Salud y gracias.

HURACAN dijo...

Totalmente de acuerdo!!!
Estoy de tu lado. Odio eso del "vos" o tambien he escuchado el "guay", algo como "chido" pero del castellano de la madre patria, en plena fiesta pulquera.
A por cierto...SI SE ACABO LA DECADA!!!Por ahi hay un tipo que dice que la decada se acabo hace un año, en fin.

Antonio Martínez dijo...

Sí es triste. ¿Pa'qué jugarle al gaucho si no sale?

Ana dijo...

¡Totalmente de acuerdo! últimamente mis compañeros de trabajo y amigos les ha dado por "rentar un piso" refiriéndose a un departamento, no saben "de que va la peli", se encuentran con "tíos"(para mi un tío sigue siendo un hermano de alguno de mis padres :P), les ha dado por decir "vale" o peor aún, mi compañero de al lado no sale de su WTF, who cares, anyway... y como dice el comentario anterior, es triste.

Su Satánica Majestad dijo...

De los gringos, vaya y pase... ¡¿pero de los argentinos?! ¡Cómo! ¡Son pavadas!

HURACAN dijo...

Se me olvidaba, tambien algunos se refieren a los varones como "tios-tio", en fin. Odio el "vale", lo de "peli", lo de "rentar un piso", todo eso.
Mejor "rentar mi chante", jaja.