miércoles, 9 de febrero de 2011

Todo puede suceder


Que tengas una cita para desayunar, trates de confirmarla y no te contesten la llamada. Que salgas apresurado para no ser impuntual y olvides tu celular en casa. Que vayas al lugar de la cita y no llegue la otra persona. Que esperes en vano durante media hora. Que regreses a casa y al revisar tu celular te encuentres mensajes y llamadas perdidas de la persona que verías. Que hablen por fin y dejen la cita para la siguiente semana. Que te pongas a trabajar en un texto para una revista en la que posiblemente empieces a colaborar. Que lo envíes. Que desayunes-comas a las dos de la tarde. Que te entristezca que si ayer falleció Eugenio Toussaint y dos días antes Gary Moore, hoy haya muerto Salvador El Negro Ojeda, cuya esposa, Mila, fue directora de la escuela primaria donde estudió uno de tus hjjos. Que hables con Denisse y se pongan al día sobre lo hecho en las horas recientes. Que hables con el menor de tus hijos y coincidan en que les gusta Peep Show y hables con tu ex esposa sobre lo del Negro Ojeda y lo de Carmen Aristegui. Que escribas, edites, corrijas, subas un texto polémico de Eusebio Ruvalcaba al sitio de La Mosca y otro de Sergio Monsalvo al blog musical de Nexos. Que chatees con Tatiana y con Mónica y con Amelie y con Mar y con Karen y con Ana y con alguna otra amiga. Que comas-cenes mientras ves el partido de México contra Bosnia. Que hables con Talía para confirmar si se van ver en la noche y al final decidan dejarlo para la siguiente semana. Que converses durante un buen rato con una nueva amiga de facebook y que resulte muy agradable e inteligente. Que al igual que ayer, hoy también te deje plantado la amiga española que no has podido conocer en persona y que el jueves parte a su país por tiempo indefinido. Que dormites unos minutos y eso sea suficiente para que no puedas conciliar el sueño a la hora de querer dormirte. Que trates de olvidar tu insomnio en la computadora y leas artículos en Milenio y El Universal. Que escribas este post de tu blog a altas horas de la noche. Todo puede suceder.

1 comentario:

Leslie dijo...

que quien lo lea termine con una gran sonrisa en los labios y muchas ganas de saber mas de aquello que puede suceder y quizá convertirse en un todo....