sábado, 5 de febrero de 2011

Top Gear en Tlaquepaque*


… y cuando desperté, recordé que soy mexicano.
Esto que para los no muy carismáticos conductores de la serie inglesa Top Gear sería una pesadilla, a mí francamente me resulta muy estimulante. Amo haber nacido en este país en donde los surrealistas hacen su nido y los políticos nacen con vocación de cómicos. Así que no veo razón alguna para molestarme porque tres tipos de enciclopédica incultura y que sólo saben de coches piensen que en México vivimos sentados a la sombra de una nopalera y nos la pasamos todo el día dormidos. Allá ellos y sus prejuicios basados en esquemas hollywoodenses.
Tampoco veo razones para comportarnos como jarritos de Tlaquepaque y rasgarnos las vestiduras por los dichos de ese trío de palurdos cockneys, amantes del pescado con papas fritas y el pay de riñones. Pobres de ellos que desconocen las delicias de unos chiles en nogada, una sopa de lima, unos tacos al pastor o unas enchiladas de mole oaxaqueño. No por ellos voy a renegar de todo lo que me gusta de la cultura británica, desde la literatura de Oscar Wilde, Charles Dickens, Jane Austen y Arthur Conan Doyle hasta el cine de Alfred Hitchcock, Ridley Scott, Ken Loach, Alan Parker, Kenneth Branagh, Terry Jones y la troupe de Monty Python. Desde el teatro de William Shakespeare y la poesía de Seamus Heaney, hasta el rock de los Beatles, los Rolling Stones, The Who y, por supuesto, los Kinks, sin olvidar a Led Zeppelin, David Bowie, Eric Clapton, Pink Floyd y Radiohead, entre muchísimos otros. Ello por no hablar de la propia televisión del Reino Unido y joyas del más delicioso humor inglés como The Office, Shameless y esa maravilla desbordadamente sardónica, todo un canto crítico al patetismo clasemediero londinense, que es Peep Show.
Así que tres zafios automovifílicos, quienes asocian a México con Speedy Gónzalez, no deberían quitarnos el sueño y tampoco hacer que renunciemos a tantas cosas buenas que nos vienen de la Gran Bretaña, incluida, claro está, la BBC de Londres (y la Premier League también).

*Publicado hoy en mi columna "Cámara húngara" de Milenio Diario.

2 comentarios:

erich_obed dijo...

Tambien no se de que nos quejamos, si aqui nos ponemos imbeciles contra otras naciones como los gringos basados en su paranico gobierno de doble moral. Si los comentarios de estos abortos de adal ramones son infames pero no es para tanto...

Kafei dijo...

A mi me parece bastante tonto, los mexicanos en cientos de programas se la pasan burlandose del los gallegos, gringos, argentinos, chinos, africanos etc... y ahora que alguien se las aplica pues no aguanta y se ponen como divas, por dios! Cuanta intoleracia! Me causa tristeza esa actitud macchista de "defenderse" y no dejarse de los ingleses.