miércoles, 20 de enero de 2010

El nieto del general Florencio Antillón


Me entero de que durante el pasado Festival Internacional Cervantino, el artista plástico Manuel Felguérez, quien tuvo una entrañable amistad con el escritor Jorge Ibargüengoitia, preguntó al gobernador de Guanajuato dónde estaban los restos del autor de Estas ruinas que ves y Dos crímenes, entre otras tantas maravillas literarias. La respuesta de Juan Manuel Oliva fue: "Están en un jardín, por el rumbo de la Presa de la Olla". Para allá fue Felguérez, quien dice que llevaba una duda en la cabeza: “Si Jorge murió calcinado en un avionazo y nunca reconocieron sus restos, ¿cómo es que está enterrado aquí?”. Al llegar a la dichosa presa, situada en los alrededores de la ciudad de Guanajuato, en un parque aledaño dio con una placa conmemorativa que a la letra dice: “Aquí descansan los restos de Jorge Ibargüengoitia, en el jardín del que fuera su abuelo, el general Florencio Antillón, quien luchó contra los franceses”. El pintor no lo podía creer. “Esto es una burla", se dijo. "Resulta que para los guanajuatenses, Ibargüengoitia no fue escritor, sino nieto del general Antillón, o sea que no tiene méritos literarios sino sólo a través de la gloria de su abuelo”.
La anécdota toda pudo ser incluida por el propio Ibargüengoitia en alguna de sus novelas o relatos. Así de delirante es. En lo personal, comparto la indignación de Manuel Felguérez. Resulta increíble que en Guanajuato se tenga en tan baja estima a una de sus grandes glorias literarias, uno de los mejores escritores mexicanos de todos los tiempos. Al parecer, no le perdonan que haya satirizado a ese estado (al que llamó Cuévano) y a sus habitantes. Allá ellos. Finalmente, la obra de Ibargüengoitia es mucho más importante que una chinche plaquita.

7 comentarios:

Xoconostle Cósmico dijo...

Soy de Comonfort, Guanajuato (de donde también era "Margarito Ledesma", ya entrados en letras de por acá). Tengo 23 años y mi primera banda, que formé a los 18 y duró viva dos años, se llamó "Los Relámpagos de Agosto".

Probablemente era, además, el único lector de La Mosca de ese pueblo en el que ya no vivo (ahora estoy en Celaya).

Quisiera decirte con enojo que Guanajuato no es así, en cierto afán etnocéntrico que uno a veces no controla, pero no podría. No cuando sé perfectamente que mucha gente puede preguntar en el jardín municipal de Comonfort "Dónde queda el consultorio del famoso Doctor Mora".

ricardocartello dijo...

Yo soy fan total de Jorge, tengo todos sus libros y constantemente los releo. Efectivamente, más de una vez me pregunté como se sentirían los guanajuatenses por la forma en que son descritos por Jorge, y me imagino que a ellos no debe caerles muy bien Jorge. Y ahí tenemos las grandes novelas del bicentenario: los relámpagos y los pasos de lopez.

Cecy dijo...

Hola soy estudiante de diseño de interiores, me encuentro haciendo la restauración del Parque Florencio Antillón junto con dos amigas, nos impresionamos al enterarnos que realmente no se encuentran en dicho parque los restos de Ibargüengoitia! Lo que podemos tomar en cuenta es hacer una propuesta para cambiar la placa grabando en ella una mención más honorable de este gran autor literario...

Andrea Baudelaire dijo...

Muy muy cierto, yo vivo en león guanajuato, mas he ido al jardín de florencio antillo y he leído bastantes libros de ibargüengoitia...

Y bueno en lo personal si duele que guanajuato sea asi considero bastante exacta la descripción de jorge en cuanto a este estado

No es cómodo pero no hay que negarlo.
Por ejemplo al leer yo estas ruinas que vez... Me sentí bastante identificada... Este es un pueblo de gente cerrada y aunque no lo sea uno
... Si la gran mayoría es sale la misma Aqui no hay espacio para escritores al menos no para las masas.

Si si concuerdo... La fama de los antepasados es a veces mas importante que los méritos propios.

Que mal esta lo de la placa la verdad

Andrea Baudelaire dijo...

Muy muy cierto, yo vivo en león guanajuato, mas he ido al jardín de florencio antillo y he leído bastantes libros de ibargüengoitia...

Y bueno en lo personal si duele que guanajuato sea asi considero bastante exacta la descripción de jorge en cuanto a este estado

No es cómodo pero no hay que negarlo.
Por ejemplo al leer yo estas ruinas que vez... Me sentí bastante identificada... Este es un pueblo de gente cerrada y aunque no lo sea uno
... Si la gran mayoría es sale la misma Aqui no hay espacio para escritores al menos no para las masas.

Si si concuerdo... La fama de los antepasados es a veces mas importante que los méritos propios.

Que mal esta lo de la placa la verdad

Anónimo dijo...

Me enorgullese tener a dos grandes leyendas que marcaron a Guanajuato, soy familiar y amo el apellido 'Antillon'

Anónimo dijo...

Soy Guanajuatense.Y mucho me enorgullece haber tenido el privilegio de nacer en esta tierra de Magia y Ensueño.
Es verdad que sabiendo que El gran escritor Jorge Ibargüengoitia,murió en un trágico accidente aéreo en Madrid España,Nos hayamos atrevido a colocar una placa sin siquiera haberle dado la gloria por sí mismo por su magnífica y amplia obra literaria y se haya escrito en ella Nieto del General Florencio Antillon,fue lindo pensar en poner la placa en el Parque Florencio Antillon ,si desde luego,más se debió acreditar en la misma,los enormes méritos literarios del Escritor.
Yo conozco en México ,personas que son familiares directos también de Dn Florencio Antillon,nietos,bisnietos y tataranieta y están orgullosos tanto del parentesco que tienen con el General Dn Florencio Antillon así como del Laureado Escritor Jorge Ibargüengoitia.
Ojalá pronto se logre quitar esa placa,y dar honor propio a quien escribiera entre muchas obras,la de Un fiel retrato de la sociedad Guanajuatense ...Esas Ruinas que ves.