viernes, 29 de julio de 2011

Tlalpeño siempre, jamás tlalpense


En alguna de mis primeras colaboraciones para Milenio Diario, escribí un artículo sobre Carlos Hank González (padre de Jorge Hank Rohn), alguna vez regente del Distrito Federal, y al final mencionaba yo lo siguiente: "Lo que no me gustó de Hank González fue su afán por cambiar los gentilicios. Si cuando fue gobernador del Estado de México decidió bautizar como mexiquenses a sus habitantes, cuando llegó a la regencia capitalina sus achichincles en Tlalpan (mi patria chica) nos cambiaron de tlalpeños (como siempre nos llamamos los nativos del antiguo pueblo de San Agustín de las Cuevas) a tlalpenses (un horror con tufo oficialista). Ojalá algún día se corrija ese entuerto".
El entuerto no ha sido corregido, pero yo siempre seré tlalpeño y jamás tlalpense. He dicho.

2 comentarios:

Gonlo dijo...

Entonces ¿cúal es el gentilicio del Estado de México?

Gonlo dijo...

Entonces ¿cuál es el gentilicio del Estado de México?