sábado, 30 de mayo de 2009

¿Bueno, por quién vota?*


Entre la vorágine informativa de los últimos días, misma que va de la detención de veintitantos funcionarios michoacanos sospechosos de tener vínculos con La Famiglia a las finales del futbol mexicano (¡forza, Pumas!) y de las grabaciones comprometedoras de un candidato panista en Colima a la separación, ¡ay!, de Niurka y su galán-esclavo de nombre exótico; entre tanto material informativo, algunos comentaristas de la prensa escrita han dado a conocer su posición en la hamletiana cuestión de to vote or not to vote.
Ayer mismo, en estas páginas, mis estimadísimos Ciro Gómez Leyva y Jairo Calixto Albarrán se refirieron al tema y dieron a conocer sus determinaciones al respecto. Ciro: que sólo votará por su coyoacanero jefe delegacional; Jairo: que votará contra el PAN, nomás por joder a sus aborrecidos blanquiazules.
En lo que a este columnista se refiere, lo más probable es que el domingo 5 de julio me quede en casita y no acuda a la casilla electoral que me corresponde. Seguramente ese día habrá un buen partido de fut o alguna película que ver en la tele. Tal vez me apetezca visitar a familiares o amigos o quedarme en casa para leer alguno de los varios libros que tengo empezados. Cualquier cosa, pero ir a votar por tipos absolutamente grises y desconocidos que harán o dejarán de hacer lo mismo que aquellos a quienes habrán de reemplazar, la verdad, no le veo caso.
Aparte, sería una absoluta falta de congruencia. Digo, si llevo años de criticar a la clase política por inepta y egoísta, no me parece lógico salir a darle un voto que, a final de cuentas, será un voto de confianza para gente completamente desconfiable. Se podrá decir que sí lo hice hace tres años, pero eran elecciones presidenciales y por tanto mucho más trascendentes. Las de ahora, en cambio –como los spots que pasan en la pantalla chica-, son de absoluta güeva y más anticlimáticas que un coitus interruptus. Ya me informé y ya le pensé, así que por esta vez, muchachos, no cuenten con mi voto.

*Publicado hoy en mi columna "Cámara húngara" de Milenio Diario.

5 comentarios:

Perro Zombie dijo...

mmmm... leyendo esto me surje una duda y no sé si usted o alguno de sus compañeros períodistas me puedan aclarar lo siguiente: ¿es lo mismo anular el voto, qué abstenerse y no votar?.. ¿funciona igual a la hora de los conteos?... gracias, jeje

Giovanni dijo...

Nosotros el infelizaje opinamos que votar o no votar pues es la misma chingadera ¿sera?.

eduardo q. dijo...

Haré lo mismo que tú, con el añadido de una borrachera con muy buen pulque de Texcoco.

¿Gustas?

Saludos

Paco Jones dijo...

Bueno.
Por que el pendiente de conocer tu opinion sobre las elecciones no me dejaba dormir.
Y tu eres el que critica al glorioso Rock Mexicano? Vi el video de tu rola intitulada tengo dos amores...y solo puedo decir una cosa: esas son mamadas.

Mario Sepülveda dijo...

Si se hubiera lanzado el Dr. Simi de nuevo vuelvo a votar por él... me cae. Pero como no, pues no.