sábado, 23 de mayo de 2009

Estaríamos mejor sin López Obrador*


Eso es lo que hoy han de decirse miles de perredistas del sector chuchista, sobre todo después de la declaración de su líder (y presidente del Partido de la Revolución Democrática), Jesús Ortega (sí, el mismo que hace de patiño de la cocinerita diabólica en los anuncios electorales del PRD), acerca de que mientras Andrés Manuel esté dentro del partido, “habrá que aguantarlo”.
Es que deben necesitarse muchos kilogramos de, digamos, paciencia para ser militante del partido del sol azteca y ver cómo su hasta hace poco líder moral y candidato a la presidencia de la república maquina mil y un cosas para boicotear a su dirigencia y hasta se alía con partiditos de poca monta, a fin de torpedearla un día sí y otro también. ¿Por qué el propio Ortega y otros prominentes perredistas como Carlos Navarrete o el Güero González Garza prefieren “aguntar” a AMLO en lugar de ponerle un alto? Dicen que el miedo no anda en burro. Sin embargo, me pregunto –como ex miembro del PRD, al que me afilié cuando apenas estaba en formación y antes, por cierto, de que López Obrador se integrara al mismo- si el tabasqueño realmente es tan temible como lo pintan o si se trata más bien de un tigre de papel engrandecido por una percepción engañosa de la realidad.
“Estaríamos mejor con López Obrador”, dicen los anuncios de Convergencia, en los cuales Andrés Manuel –quien hasta dónde sé no es en estos momentos candidato a puesto alguno de elección popular- aparece en plan mesiánico para decirnos que él es el salvador de México (una pregunta: ¿son estos anuncios financiados con el dinero que le otorga el IFE a dicho partido para su campaña electoral?).
“Estaríamos mejor con López Obrador”. Humm. ¿De veras? Es cierto que actualmente no estamos precisamente bien, pero no veo un solo asidero para sostener dicho eslogan que, más que una certeza, es como un artículo de fe, un dogma de esos, estilo Pare de sufrir, que utilizan los predicadores para engatusar a sus fieles y mantenerlos en el redil.
Ay, Chucho.

*Publicado hoy en mi columna "Cámara húngara" de Milenio Diario.

10 comentarios:

spock dijo...

Don Hugo, le salen mejor los artículos que las canciones. Ahora no le diré *****

Kafei dijo...

Jajajaja, cada vez esta peor el peje, se a convertido en una parodia de si mismo. :)

MoLaRoCk dijo...

Que buena Columna, la pregunta de donde sale el dinero para esos spots, y muchas otras nos hacemos los NO adoradores de "Pejehóva" (como diria el buen Fernando Rivera Calderon).
Saludos Hugo

cucobein dijo...

Y QUE ME DICES DE LOS ANUNCIOS DEL PAN MI BUEN HUGO, TE ATREVES A SACAR UNA CRITICA SOBRE ELLOS?
TE RETO.
NO ESTOY AFILIADO A NINGUN PARTIDO, VOTE POR OBRADOR EN LAS ELECCIONES PASADAS.

RESPETO TU PUNTO DE VISTA Y ESTOY A TU DISPOSICION PARA CUALQUIER COMENTARIO SOBRE MI COMENTARIO

MI CORREO ES d-salvaje@hotmail.com

A TUS ORDENES

SALUDOS

marlucan dijo...

Hola Señor Hugo:

Yo estoy de acuerdo con usted: los anuncios de López Obrador me dan nauseas al estilo de "My Sweetest Headache Waltz".

Oh... Y ahora... ¿Quién Podrá defendernos?

El Velvet de Cierto Pelo dijo...

Amén

Geisha dijo...

No me importa López Obrador, pero lo que SI sé es que NO estamos bien con este gobierno azul, endeudados, con patrañas, con violencia, desempleo, crisis más acentuadas, yo veo las cosas cada vez peor. De eso si estoy segura.

eduardo q. dijo...

Coincido parcialmente contigo, y veo que manifiestas la misma rabia de siempre.

Aunque también estaríamos mejor sin los NEOCRISTEROS que dicen gobernar este país.
Porque hasta donde entiendo, el Peligro para México no tiene ningún cargo público ni, por decir algo, se a inventado una gripita apantalla-cretinos, ¿o no mi buen Hugo?

Aura dijo...

Pues no sé si estaríamos mejor con López Obrador, pero sé que estamos del carajo con el PAN y el PRI. Y que si les dejamos venderán México completito, una cámara PRIANISTA es lo peor que puede pasarle a este país. Yo también pensaba no votar, pero Calderón con su acción narcoelctorera me ha hecho cambiar de opinión. Y si me cabía la menor duda ayer Reporte Índigo, al hacer la semblanza de quiénes son los que están promoviendo la anulación del voto, acabaron de convencerme. Ahora resulta que tenemos que escoger entre derechistas y ultraderechistas. Prefiero escoger entre pseudoizquierdistas y pseudoultraizquierdistas. ¿O usted qué piensa?

Mario Sepülveda dijo...

Yo digo que mejor le corten el bigote a Chuchitortega y lo pongan a darle besos a la niña... eso sí les levantaría el reiting.