jueves, 7 de agosto de 2014

Yo no quiero ser trovero



La compuse el 25 de julio pasado y la grabé en video el día 31. Es una parodia de las canciones troveras que, a decir verdad, me resultan hoy cursis y anquilosadas, por más que por allá de los años setenta del siglo pasado era el tipo de composiciones que yo escribía, imbuido por mi izquierdismo y mi latinoamericanismo de esa época. Menos mal que uno madura.

Yo no quiero ser trovero

Yo no quiero ser trovero o cantante clandestino.
No me importa ser rebelde y cantar sobre lo mismo.
No quiero ser como Silvio, como Pablo o como Arjona.
En todo caso yo prefiero componer como Palomas.

Yo no quiero ser trovero y tampoco un gran poeta.
Alardear de ser de izquierda y cobrar con la derecha.
Yo no quiero ser vocero de las causas de los progres.
Darle siempre por su lado a la muy correcta prole.

¿Hacer canciones de protesta? La verdad que me da hueva.
¿Disfrazarme de profeta? La verdad que no me queda.

Para qué hacerme tonto, si soy parte del sistema.
Igual que los que se dicen víctimas de la miseria.
Que navegan con bandera de entes revolucionarios.
Pero que sacan tajada del arcón presupuestario.

De los que protestan bravos desde las redes sociales.
Desde sus computadoras o sus caros celulares.
Los que a diario vociferan y en las manifestaciones
repiten las mismas consignas como monos aulladores.

¿Hacer canciones de protesta? La verdad que me da hueva.
¿Disfrazarme de profeta? La verdad que no me queda.

Yo no quiero ser trovero y cantarle al Che Guevara,
a Fidel o a ese que habla de la patria bolivariana.
No quiero ensalzar caudillos o santificar mesías
que odian a las instituciones pero le sacan partida.

Yo no quiero ser trovero o cantante clandestino.
No me importa ser rebelde y cantar sobre lo mismo.
No quiero ser como Silvio, como Pablo o como Arjona.
En todo caso yo prefiero componer como Palomas.

2 comentarios:

cesar vargas dijo...

Estimado inteligente y talentoso Hugo, te felicito por esta sensacional canción, enmarcada entre la sátira, la burla y la verdad, es súper actual y es una verdadera "canción de protesta", además de que la cantas excelentemente bien... Un abrazo, Cesar Vargas Vargas...

Hugo García Michel dijo...

Muchas gracias, César. No había visto tu amable comentario.