sábado, 20 de junio de 2009

Mamá, soy Juanito*


Cuando uno pensaba que los políticos mexicanos habían alcanzado los límites extremos del patetismo y el histrionismo cómico-mágico-musical, surge un nuevo espectáculo que supera a todo lo antes imaginado. Lo que sucedió a principios de semana en Iztapalapa, con ese pobre señorcito de nombre Rafael Acosta (¡como uno de los integrantes originales de Los Locos del Ritmo!), a quien apodan Juanito, alcanzó los máximos niveles de lo surreal, lo absurdo, lo ridículo y lo esperpéntico.
La forma como Andrés Manuel López Obrador manipuló, ninguneó, humilló y discriminó de una manera tan poco democrática y sobre todo tan poco humana al atolondrado Juanito -durante un mitin de apoyo a la legalmente defenestrada ex candidata a la mencionada delegación política defeña, la inefable Clara Brugada- deja en claro que el famoso Peje ha entrado en una fase de delirio tal que puede mover a risa, pero también puede provocar terror (¿les cae que estaríamos mejor con López Obrador?). Su manera de hablar, su lenguaje corporal y por supuesto lo que dice, todo ello revela a un individuo histérico, egomaniático, que vive en un mundo fantasioso y maniqueo y cuyo contacto con la realidad real es a cada momento más desapegado.
Acúsenme de panista, de chuchista o de lo que ustedes gusten, pero ver ese sketch en el cual AMLO ordenaba y decidía –según él, claro- lo que se iba a hacer en Iztapalapa, era como mirar una obra teatral fársica, un vodevil, un acto carpero en el que los manoteos agitados, las miradas enloquecidas y los gritos destemplados y chillones del otrora Gallito feliz nos dejaban ver a un personaje lamentable, a un político cada vez más alejado de la democracia (si es que alguna vez estuvo cerca de ella) y cada vez más cercano al mesianismo de los predicadores de Pare de sufrir. Quien no quiera ver esto y se empeñe en considerar a Andrés Manuel como un hombre heroico, generoso, confiable y, sobre todo, cuerdo… que con su pan se lo coma.
La neta, yo que Juanito me regresaba a las luchas.

*Publicado hoy en mi columna "Cámara húngara" de Milenio Diario. Foto de Oswaldo Ramírez, Milenio.

10 comentarios:

Giovanni dijo...

Carajo Don Hugo, ya se extrañaba ese periodismo ácido que nomás no aparecía desde hace mucho, chido y espero este tipo de artículos se vean más seguido, me cae que urgen.

Salles dijo...

Veamos, Lopez Obrador estuvo a 243 mil votos de comer en el patio del Museo de Antropolgía con Barack Obama, de cederle la silla a Carla Bruni, de ser invitado Real de Isabel II, de pasearse todo pagado en Davos, de conocer a estrellas como Hugh Jackman o verle las nalgas en vivo a Shakira...


Bueno, así ya parece lógico que el hombre se haya deschabetado un poquito. Pero sólo poquito. Para muestra un botón

paola dijo...

Ay Hugo, muy al contrario de lo que escriben tus múltiples panegiristas, la verdad es que tus textos sobre López Obrador ya dan flojera. Lo curioso es que te atrevas a afirmar que Rogelio Garza publicó su crítica impulsado por el rencor; cuando tú mismo no sueltas al peje porque tu hermano se murió enojado contigo. No mezcles tus traumas con tu chamba de "periodista". Da pena ajena leerte.

Te urge una sesión con Margarita Cerviño. Te urge.

Ángel Ciénega Ramírez dijo...

Jajaja. Está bien cagado ese Juanito.

MoLaRoCk dijo...

No concuerdo con Paola, una cosa es una cosa, otra cosa es....
A mi me encanta que Critiques a Lopez Obrador, lo peor del caso.... que haya gente que aún ante Suigeneris fenomenos como el del mentado "Juanito"(¿Paola será una?) que aún confía en Pejehová (como diría Fer Rivera).
Y lejos de encontrar rencor en tu texto, SI encuentro, pena ajena, y coraje de los que siguen ciegamente a Manuel Andres.
Por cierto, Peje dice q´la mafía "NO dejo" llegar a Clara Brugada, hechenle un ojo al reportaje del semanario Eme-equis de esta semana, para que lean la historia completa.

Saludos Hugo!

marlucan dijo...

No amda tan errado. Señor Hugo.Esas nefandas campañas pejistas hay que agradecérselas a un quijote venido a más llamado Vicente Fox Quezada. que ahora más que nunca no es de mis simpatías.

paola dijo...

"No concuerdo con Paola, una cosa es una cosa, otra cosa es.... "

"que haya gente que aún ante
Suigeneris fenomenos como el del mentado "Juanito"(¿Paola será una?) que aún confía en Pejehová (como diría Fer Rivera)."



Pues estás bastante confundido amigo. Yo en ningún momento defendí al peje, ni siquiera voté por él. Lo único que hice, fue señalar la incongruencia del discurso de Hugo. Repito: acusa a Rogelio Garza de escribir impulsado por el rencor y él lleva años haciendo lo mismo (basta con recordar su "peculiar" obsesión con Saúl Hernández).

Es absolutamente válido que Hugo critique a cualquier personaje de la pedestre política mexicana, en su columna o en este blog. Lo extraño es que se obsesione con uno en particular, y que mezcle sus asuntos personales con su trabajo. Para mí eso es incorrecto. Es simplemente mi punto de vista, jamás pretendí burlarme de la muerte de su hermano.

Y por otro lado mi estimado @molarock, quizá tú seas el que tenga problemas, se ve que profesas un culto irracional hacia el ex director de "La Mosca". Si estás en busca de un ídolo, o de una figura paterna, te recomiendo que busques a alguien mejor. Porque Rogelio Garza ya se encargó de revelarnos al "otro Hugo".

Ten un poco de dignidad. No seas lamebotas.

Su Satánica Majestad dijo...

Al leer los comentarios de Paola se me paró la verga.

(Falta que sea hombre. ¡Chale!)

judith dijo...

Tal vez un poco tarde pero aquí está mi oponión.
Desde luego que no concuerdo con los método del otrora orgullosos perredista Andrés Manuel López Obrador pero...¿Se saben la historia de Silvia Oliva? Me imagino que sí pero por no dejar es ni más ni menos que la esposa de René Arce, anteriormente también estuvo de delgado su hermano, entonces...¿Dé qué se trata? ¿De que volvamos a los tiempos de don Porfirio? Por que una familia con tantos años en el poder dificilmente lo suelta y se valdrá de lo que sea para seguir ahí. En lo personal y en virtud de vivir en la delegación en disputa aplicaré el voto de castigo a ambos. Ni el PRD ni el PT merecen la aprobación de nadie. Lo malo es que tendré que elegir entre los menos malos. Así es la política en México, en nadie se puede confiar.
Saludos
Judith

7 RATAS dijo...

Me cae que me sacaste una carcajada, comporto tu opinión ese de mangonear al tal juanito si es como de no mames esta bien que tu movimiento que te robaron la presidencia y de que vivimos en un estado al borde del fascismo, pero que seas incongruente y hagas de tu Mario besares al tal Juanito y en publico como que habla mas mal de ti que del susodicho, no cabe duda la izquierda en México esta de la verga, ni como ayudarles, político al fin, un wey con buenas ideas y buenos prepósitos agandallandose de la pendejes del Juanito, Chale

http://7ratas.blogspot.com/

saludos