martes, 9 de junio de 2009

Ruco y cursi


Así es como me perciben algunos lectores, je.

9 comentarios:

Kafei dijo...

No, para nada, yo creo que tienes unas ideas muy firmes y un conocimiento muy amplio....

Lo del amor y la edad no tiene importancia.

Sergio dijo...

quien es ese señor?
su heroe?.
XD.

spock dijo...

No, un poco más gordo, en realidad.

Giovanni dijo...

Y al parecer le preocupa bastante...saludos.

Perro Zombie dijo...

jajajajajaja

Charro Negro dijo...

Noooo que va!!!
Solo te falto la foto del Padre Maciel y Sergio Andrade. jajaja.
No cierto, no cierto.
Es divertido, eso si, nos sirve a los Machos mexicanos como un antidoto para la Crisis.
Si que si.

HURACAN dijo...

Muy buena foto...jajaja...sin duda...genial, de poca madre.

Hay un comentario igual de genial de un tal Sergio: "¿quién es es señor?, su hérore?"...jajaja.

Isabela dijo...

jajajaja es divertido ver que usted sí se ve así, la meritita verdad esque lo unico que yo creo es que le da miedo pasar por su descuento de edad que le otorga el gobierno, pero yo creo que tener una novia menor no es el problema, si no que usted no los recuerde tanto.
cuidese y deje de asentuar que su edad es causa de biagra.

DUNCAN dijo...

Las manos seniles aunque vigorosas, sobre los senos de la generosa teengirl, son un poderoso atractor de la retina. Luego están los gestos y las miradas de ambos, enlazados en una réticula jocosa, provocativa, desmadrosa. Luego están la bata y la silla terapéutica como signos inequívocos de invalidez, todo lo cual contrasta con la chispa de vitalidad que se desborda de la amplia sonrisa del vejete. Ella y él constituyen una pareja desbordante y desbordada, quizá exhibicionista de sus "diferencias". La senilidad empoderada o la juventud empoderada, de un sentimiento de estar conquien se les pega la gana. Es una foto por supuesto, y sí, tal vez un espejo de lo que en el fondo se sienta HGM en su relación. Si ese fuera el caso, qué importa la opinión de los demás si es posible sostener los desequilibrios desde el humor, el aliviane y sobre todo la descentralidad de ser.
atte. Duncan