domingo, 27 de diciembre de 2009

Shine a Light


Anoche vi aquí en la compu la cinta Shine a Light (2008) de Martin Scorsese y aunque carece del calor y el encanto de The Last Waltz del mismo Scorsese (1978), me gustó muchísimo. Comparo ambas películas porque las dos tienen obviamente un punto en común: trasmitir en imágenes cinematográficas un concierto de rock (de los Rolling Stones en el caso de Shine a Light; de The Band en el de The Last Waltz, la cual por cierto en México fue rabautizada por la imbecilidad congénita de los distribuidores como -¡oh, Dios!- El último rock.
Es claro que la capacidad técnica del director de Taxi Driver (1976) y GoodFellas (1990) es mucho mayor hoy que hace treinta años, pero el encanto y el espíritu del filme con Robbie Robertson y compañeros que lo acompañaban no está tan presente en la de los Stones (eso para no hablar del nivel de los invitados de cada grupo). Con todo, Shine a Light resulta excelente, entretenida, divertida y con la música stoniana a plenitud. El uso de las cámaras y la edición es impresionante y la cinta no carece de alma y es (como lo es también otra peli roquera de Scorsese: No Direction Home de 2005) a final de cuentas altamente disfrutable y recomendable, con momentos entrañables y llenos de intensidad. Excelente, pues.

1 comentario:

Ricardo Beltrán Bribiesca dijo...

En serio te gusto? Yo me esperaba algo mas como No Direction Home, buenisima peli acerca de Bob Dylan. A cambio, Shine a Light siento que fue mas una evidencia de lo patetico que suenan los Stones tocando sus exitos a su edad. Creo que aporta poco, es decir, no es mas que un concierto (bien) grabado de los Rolling Stones en su etapa mas decrepita. Por ahi se rumoraba que Martin Scorsese iba a hacer una pelicula acerca de George Harrison, sabes algo al respecto?

Saludos!