viernes, 27 de enero de 2012

La india bonita

Algunos dicen que se trata de una leyenda y que Concepción Sedano, mejor conocida como La india bonita, no existió más allá del imaginario colectivo. No lo sé a ciencia cierta, pero la historia no deja de ser bella e interesante.
  Cuando el fallido emperador de México Maximiliano de Habsburgo buscaba descansar de las múltiples presiones y los tremendos problemas que encontró en nuestro país, gustaba irse a Cuernavaca, a dos días de distancia de la capital, para albergarse en la Residencia Borda, cuyos jardines floridos eran una maravilla. Ahí conoció a Concepción, la joven hija o esposa (no hay acuerdo al respecto) del encargado de aquellos jardines de flores. El austriaco se enamoró perdidamente de la bellísima ninfa y fue correspondido por ésta. Se dice que se volvieron amantes y que incluso ella quedó embarazada. El apasionado amorío habría terminado cuando la emperatriz Carlota descubrió todo y La india bonita  debió desaparecer, sin que se volviera a saber de ella.
  En Noticias del imperio, la portentosa novela río de Fernando del Paso cuya lectura estoy a punto de terminar, hay un breve capítulo dedicado a este pasaje (Del Paso pone a Concepción como esposa del jardinero de la casa Borda). Hoy día, en Cuernavaca persisten los Jardines Borda y al parecer existe un céntrico restaurante llamado La india bonita. El cuadro que adorna este post es obra de un pintor de apellido Taracena y se encuentra en los propios jardines.

3 comentarios:

laura rios albarran dijo...

La india bonita es solo una leyenda, ni siquiera el personal de máxima confianza del emperador sabía de los nombres de las damas de alta alcurnia que visitaban los aposentos del emperador, una historia sin argumentos reales y el restaurante solo es eso, pero la verdad la pintura del grande SALVADOR " TARAZONA ", fe de erratas en tu información, es TARAZONA, este pintor maravilloso Español que pinto estas leyendas de mi Cuernavaca, mil grcias.

laura rios albarran dijo...

La india bonita es solo una leyenda, ni siquiera el personal de máxima confianza del emperador sabía de los nombres de las damas de alta alcurnia que visitaban los aposentos del emperador, una historia sin argumentos reales y el restaurante solo es eso, pero la verdad la pintura del grande SALVADOR " TARAZONA ", fe de erratas en tu información, es TARAZONA, este pintor maravilloso Español que pinto estas leyendas de mi Cuernavaca, mil grcias.

GUILLERMO dijo...

Una hostoria con muy pocos datos no es creible... ademas este emperador vivio 3 años de guerras violentas y hasta su ejecucion como para tener una doble vida y romantica