martes, 26 de marzo de 2013

58

Mi primera foto a los 58.
Llegar a los cincuenta y ocho es muy satisfactorio. Llegar con buena salud y con la felicidad de haber conseguido muchas cosas y tener proyectos varios por delante es un privilegio.
  No me puedo quejar de mi vida, mucho menos de la actual. De unos años a la fecha, suelo decir que estoy en el mejor momento de mi existencia y así lo creo, sinceramente. Hoy me siento feliz, no sólo por haber cosechado muchas semillas que sembré a lo largo de los años pasados sino por las perspectivas que se siguen abriendo por delante y que prometen muchas más cosas buenas.
  En el trabajo me va bien. Soy reconocido de diversas maneras por lo que hago y eso siempre estimula. Mis seres queridos siguen cerca de mí, incluso aquellos que ya no están en esta vida. Mis hijos se encuentran muy bien y los amo tanto como ellos me aman. Hay otras personas que me aman también y en general siento mucho amor a mi alrededor. Quizá también por eso es que tengo tanto amor para dar (mis amigas, que por suerte son abundantes, lo saben).
  Llegar en estas condiciones a los cincuenta y ocho es, pues, un logro. Tan lo es que no me siento de esta edad y me quedan fuerzas para seguir adelante por largo tiempo. Es mi anhelo. Para seguir dando y compartiendo lo que sé, lo que vivo, lo que pienso, lo que amo.
  Me felicito por arribar a esta edad. Hasta mis canas me gustan.

3 comentarios:

Abiud dijo...

Don Hugo
Me da muchisimo gusto leerlo tan positivo, lleno de vida y planes no cabe duda que es un privilegio estar vivo, sus vitalidad me confirma lo que siempre habia sospechado somo seres creados para la eternidad. Cuidese y reciba sentidos saludos de un lector ya longevo.

Hugo García Michel dijo...

Muchas gracias, Abiud. Un abrazo.

Luis Alberto Gonzalez dijo...

Que nos dures muchos años más Hugo! Hacen falta muchos como tu en el mundo rockerín mexicano que no se traga todo al primer hervor.
Un abrazo y a darle!