domingo, 30 de noviembre de 2008

Fin de semana con Denisse


Al mediodía de ayer me fui a la casa de Talía Chavira, para estar presente en el bazar de arte. Denisse -quien temprano se había ido a su clase de actuación en cine- me alcanzó allá. Estuvo muy bien, sobre todo por la convivencia con los demás exponentes -entre ellos mi querida y talentosísima amiga Lupita Rosas- y porque al final acudieron bastantes personas. Pude vender algunos ejemplares de Matar por Ángela y eso fue bueno (¡ey, Alberto Villacorral, te encargo esa foto!). Salimos como a las siete y vinimos a dejar las cosas. Ya como a las nueve, nos fuimos al bar El Vicio para estar presentes en la última función de Todos somos emos. Allá nos vimos con mi sobrina Leyla y mi hermana Myrna y otra vez nos divertimos como enanos con la obra. Saludamos a María José, a Claudia, a Brenda, a Bolavsky y a algunas amistades más (aparte, por supuesto, de a los cuatro actores de la obra: Fer, Marisol, Martín y el Sr. González). Al final, Leyla y Myrna nos dieron un aventón a mi depto. Hoy domingo nos la pasamos aquí. Vimos películas y el partido en el que los Pumas fueron eliminados por el Cruz Azul (¡aghh!). Ni modo. Pero fue un fin de semana lleno de dicha, risas y armonía, justo cuando cumplimos (hoy) un mes y medio de estar juntos y felices.

sábado, 29 de noviembre de 2008

Encinas y el Gran Noroñas*


Comenzaré con la cita parafraseada de un clásico: “¡¿Qué-le-pasó-a-Encinas?!” (saludos a Christian Martinoli, aunque no tengo el gusto de conocerlo). Es que nada más no entiendo. ¿Cómo es posible que un personaje con los talentos, la inteligencia, la congruencia y el nivel ideológico de Alejandro Encinas haya decidido vender su alma al Peje y echar por la borda una carrera política impecable? ¿Cómo explicar que este hombre de bien sea hoy por hoy el abanderado de bejaranistas, expriistas y lúmpenes ultramafiosos dizque de izquierda que los acompañan?
No digo que el maese Encinas se ponga al servicio de los Chuchos, pero siento que su personalidad y prestigio estarían mucho más acordes con gente de tendencias realmente progresistas y democráticas, con una línea de gauche moderna y dialogante, y no con una runfla bárbara y variopinta que ha cambiado las ideas por las consignas y que dice representar al “pueblo”, cualquier cosa que eso signifique.
Entiendo, por ejemplo, que Gerardo Fernández Noroña renuncie a su militancia perredista (¿en un acto de congruencia o algo se trae entre manos el Gran Noroñas?). El tipo ya nada tenía que hacer ahí y lo sabía perfectamente. Como bien dice mi querido amigo Jairo, se extrañarán sus humoradas y buenas puntadas, pero -digo yo- seguro encontrará asilo en el PT, en Convergencia o, ya de perdis, en el teatro Blanquita.
Sin embargo, me inquieta que Encinas haya decidido quedarse en el PRD, no como un dirigente que sume esfuerzos en pro de verdaderos avances democrátizantes, sino como una cuña lopezobradorista cuya función sea la de obstaculizar, la de estorbar, la de chingar, pues. Esa es mi percepción y me parece doloroso que don Alejandro se preste a seguir siendo el patiño de AMLO a costa de sí mismo.
Cuando cada vez más perredistas se deslindan de los delirios egocentristas del líder iluminado, del presi legítimo, resulta incomprensible que Alejandro Encinas permanezca ahí, en la boca de un lobo que no se tentará el corazón si en algún momento considera necesario morderlo y devorarlo.
Ay, don Alex.

*Publicado hoy en mi columna "Cámara Húngara" de Milenio Diario.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Enseñando el cover


Concierto singular de mi querido Fernando Rivera Calderón en El Foro del Tejedor del Péndulo Zona Rosa. Denisse y yo nos lanzamos en metrobús a la calle de Hamburgo, para estar presentes en la tocada en la cual el buen Fer y su guitarra acústica fueron los únicos presentes en el escenario. El lugar estuvo casi lleno y el ambiente resultó inmejorable a lo largo de las cerca de dos horas que duró el recital de temas ajenos (y algunos propios) que interpretó quien fuera subdirector de La Mosca en la Pared en su primera época (1994) y hoy se ha convertido en toda una personalidad en los medios, gracias sobre todo a sus programas de radio (El Weso y La noche W) y a sus dos proyectos musicales (Monocordio y el Palomazo Informativo). Quince años de estrecha amistad, prácticamente de hermandad, me unen a Fernando y me da mucho gusto y hasta orgullo ver a dónde ha llegado gracias a su talento y perseverancia (y lo que le falta). En su Enseñando el cover, tocó canciones de Yuri, Daniela Romo, Juan Gabriel, Joan Manuel Serrat, Selena, los Bee Gees y varios más, incluidas versiones unplugged de temas de Monocordio como "Escalera" o "Siempre te busqué", entre otras. Fue realmente muy emotivo y divertido. Por ahí saludamos a Claudia Sánchez, Marisol Gasé, Eduardo Limón, Esteban Amozorrutia, Fabiola Rivera Calderón y algunas amistades mas. Un momento, digamos, embarazoso fue cuando Fernando me dedicó su versión blueseada de "Cantares" de Serrat y Antonio Machado, pues al micrófono mencionó mi enamoramiento y la gente volteó a mirarnos -a Dení y a mí que estábamos muy abrazaditos en nuestra mesa- y me puse de mil colores. Un gran detalle de mi cuate. Al final le dimos un abrazo. Nos regresamos en un taxi y llegamos aquí, muy contentos, como a la una de la madrugada ya del sábado.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Bazar RegalARTE


El próximo 28 y 29 de Noviembre (o sea este viernes y sábado), de 12 del día a 8 de la noche, mi amiga Talía Chavira abrirá las puertas de su casa para llevar a cabo el Primer Bazar RegalARTE, con la finalidad de que dejen de regalar películas piratas y juguetes chinos en Navidad y/o en cualquier evento que amerite llegar con un paquete a la puerta. De manos de sus creadores y con precios accesibles, podrán encontrar obra gráfica, óleos, fotografía, muebles, alimentos, bolsas, joyería, música, libros y revistas, entre otras cosas.

Yo estaré ahí el sábado, de 2 de la tarde a 8 de la noche, para vender ejemplares de mi novela Matar por Ángela (a 50 pesos cada uno) y regalar dos números viejos de La Mosca en la Pared, incluidos especiales, con cada libro que se venda. Tendré mucho gusto en dedicárselos (si es que me lo piden, claro). Además habrá vinito caliente y ponche pal frío.

La dirección es: Cerrada de Claudio Arciniega ·23 Colonia Mixcoac. Teléfono: 31 85 53 47 (nextel)*

Viniendo sobre Av. Revolución dirección CU, hay que cruzar Mixcoac y dar vuelta a la derecha en el primer OXXO, (después de la farmacia San Pablo) y buscar estacionarse por ahí. Si vienen en metro, el más cercano es Barranca del Muerto, sólo hay que caminar sobre Revolución rumbo a Mixcoac y dar vuelta en la Calle de Claudio Arciniega (es la del OXXO) y otra vez a la derecha en la primera que es la Cerrada. En pesero, se van por todo Revolución: Chapultepec o San Angel y le dicen que los bajen en la farmacia San Pablo. De ahí hay que cruzar el estacionamiento de la farmacia y ahí está la calle.

Como ven es MUY FÁCIL LLEGAR. Talía les pide de favor que reenvien este mensaje a sus contactos.

Saludos y gracias.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Miércoles movidón... y tranquilón


Un miércoles movidón... y no. Por la mañana fui a Milenio para efectuar algunos trámites. Saludé a Carlos Marín, Claudita Amador, Nestor Ojeda, Tacho, Juan Alberto Vázquez y conocí a la nueva directora de Milenio Semanal, Roberta Garza, con quien pude charlar muy gratamente. Me cayó muy bien. De regreso vi la Champions League (triunfos del Barcelona y el Atlético de Madrid). La tarde la pasé en la computadora y entre otras cosas realicé algunos cambios en este blog (ya los había iniciado desde ayer... ¿o antier?), sobre todo en el diseño. Incluí una encuesta que espero cambiar cada semana (ojalá se me ocurran buenas preguntas) para conocerlos mejor a ustedes, mis queridos amigos y enemigos lectores. Hablé por teléfono con Denisse, quien ayer anduvo por estos lares y me pasó la foto Polaroid que ilustra esta entrada (si me hubiera gustado en esa época, entonces sí podrían acusarme ustedes de cualquier cosa). También hablé con el buen Fernando Rivera Calderón, quien me dijo que en su programa de esta noche por la W trasmitiría una entrevista que le hizo a Enrique Krauze. Lo escuché y resultó una charla magnífica, riquísima, muy inteligente, elegante, deliciosa, amena e ilustrativa a más no poder. Me subleva pensar que todavía hay necios que consideran a Krauze como un "reaccionario", cuando es uno de los historiadores y pensadores más lúcidos y brillantes de este país. Gran entrevista. Excelente en verdad. Un miércoles tranquilòn... y no.

martes, 25 de noviembre de 2008

Eso de cuidar las formas


Algunos lectores parecen escandalizarse por mi falta de recato al escribir algunas de las cosas que pienso o que me suceden. Hay quien me insiste en que debo cuidar "las formas". Alguna lectora se muestra decepcionada porque se había formado una imagen de mí y ahora, me dice, ya me va conociendo. Me instan a ser social y política y hasta amorosamente correcto. Dicen que he dejado atrás el espíritu moscoso, a lo que yo respondo: ¿acaso ese espíritu no era (o pretendía ser) precisamente irreverente, crítico, alejado de las formas y social, política, amorosa, literaria y musicalmente incorrecto? Entrevistar al director de Óoorale! me resulta perfectamente afín con la idea moscosa de entrarle a lo que asusta a las buenas conciencias, las conservadoras y las progres. Aparte de que David Estrada y la gente que elabora esa revista me caen muy bien, no veo por qué voy a negar su existencia y la del periodismo -sí, periodismo- que practican, mismo que satiriza a revistas como TV Notas o TV y Novelas. Por otro lado, tampoco me negaría a entrevistar a Paty Chapoy o a Maxime Woodside, aunque su género -el llamado periodismo del corazón- me parezca aburrido e insustancial.
Yo no sé cuidar las formas (este blog es la muestra más palpable de ello) y tampoco me interesa hacerlo. No busco quedar bien con persona alguna, mucho menos con quienes se las dan de puros y de políticamente correctos. Se me ha acusado de enemigo del rock que se hace en México (o sea el rockcito), de panista, de reaccionario y últimamente hasta de pederasta y viejo rabo verde (por haber cometido el pecado de enamorarme y andar con una mujer mucho más joven que yo). Estoy habituado a los insultos, me curtí en ese sentido desde hace muchos años y les aviso que ya no me hacen mella. Lo que no deja de asombrarme, en cambio, es cómo algunas de las personas que me leen reflejan en sus comentarios sus propios prejuicios y se muestran como lo que son en el fondo: puritanas, intolerantes, inquisidoras, mojigatas, amargas como limón pasado. Eso es muy interesante. Este blog que es un diario es también un espejo de cierta gente que, bajo el disfraz de progresismo izquierdoso, oculta un talante de miembro del Santo Oficio o de funcionario del politburó soviético en la época de Stalin. Vaya cosa tan reveladora y digna de análisis.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Un par de imágenes parisinas


Me las mandó Denisse, como regalito, y yo las pongo aquí porque me gustaron y porque podrían ser como el vaticinio de un nuevo viaje, corregido y aumentado.

domingo, 23 de noviembre de 2008

Bonito fin de semana


El viernes por la noche vino a cenar mi querida amiga Yareni. Fue una especie de cena de despedida, porque se irá a trabajar fuera del DF. La pasamos muy a gusto y nos actualizamos acerca de nuestras respectivas vidas, luego de un par de meses de no vernos. Yo espero que le vaya muy bien por allá en donde estará y sé que regresará más temprano que tarde para retomar su verdadera vocación, la de periodista.
Ese mismo día, por la mañana, fui con mi preciosa Denisse al Péndulo de la Zona Rosa, para ver a mi buen amigo Esteban Amozorrutia, quien me hizo una entrevista en video para un cortito promocional del disco Ecos del Tejedor, recopilación de dieciocho canciones de otros tantos cantautores que acaba de producir la propia cafebrería El Péndulo y que estará a la venta (¡a sólo veinticinco pesitos!) en todas las sucursales de la misma. Ya escribiré acerca del compacto en mi blog de música, sólo les cuento que aparece un tema mío ("Solicito una mujer"), interpretado por Los Pechos Privilegiados.
El sábado lo pasé en mi casa, sitiado prácticamente por las masas que llenaron el Estadio Azul para presenciar el Cruz Azul-Pumas que terminó en un cero a cero tenso y emocionante. Yo lo vi en la tele y espero que el domingo próximo, el Universidad clasifique a las semifinales.
Ya hoy domingo me lancé a Tlalpan en metrobús, para visitar a mi mamá (y a mi hermana Ivette) y a mis hijos (y a la familia Hellion). Todo muy bien, muy agradable y muy tranquilo, salvo el regreso con un metrobús demasiado atascado de gente. Pero a pesar de los apretujones, resultó un bonito fin de semana.

sábado, 22 de noviembre de 2008

Un sueco y un tabasqueño en apuros*


No son buenos días para uno solo de los dos. A ambos les llueve, de una u otra manera, en su milpita. A don Sven Goran porque nada más no da una para encontrarle el újule a la selección mexicana de fut y hacerla jugar como un verdadero equipo, con una propuesta y un sistema definidos. Pero ese ya parece ser un problema endémico que ningún entrenador podrá resolver. Si a duras penas y de panzazo se logró superar el escollo de la primera eliminatoria, no quiero pensar lo que será el hexagonal contra “potencias” como Costa Rica, Trinidad y Tobago, El Salvador, Honduras (¡otra vez!) y, ¡gulp!, los Estados Unidos de Barack Obama. Aquello va a ser el infierno y vamos a sufrir más que con la inútil guerra contra el crimen organizado.
En cuanto a don Andrés Manuel, tampoco le está yendo que digamos del todo bien. Con la aprobación de la reforma de Pemex, el accidente aéreo en el cual murió Juan Camilo Mouriño (que le quitó a AMLO a uno de sus sujetos de golpeteo favoritos), la derrota en el PRD de su gallo, Alejandro Encinas, y el que sesenta diputados chuchistas le retiren el apoyo económico mensual que destinaban a la causa pejista, el presi legítimo debe sentirse más chinche que Fabián Lavalle luego de que nadie conmemoró el primer aniversario del Fabiruchazo.
Un sueco y un tabasqueño en problemas. Al primero, al menos ya los dueños de los equipos del panbol nacional le reiteraron su apoyo hasta que los ratones verdes queden eliminados de Sudáfrica. Sin embargo, al segundo cada vez se le acaba más la base de apoyo que, por más adelitas y adelitos que surjan, no parece resultarle suficiente.
Sven Goran Eriksson y Andrés Manuel López Obrador viven momentos difíciles. ¿Saldrán avantes con sus respectivos proyectos? En una de ésas sacan a algún conejito de sus chisteras y nos dejan con el ojo cuadrado, aunque yo lo veo muy complicado. Pronto conoceremos el desenlace de ambas historias, mismas que prometen ponerse bien divertidas.

*Publicado hoy en mi columna "Cámara húngara" de Milenio Diario.

viernes, 21 de noviembre de 2008

Dos fotos provocadoras


Provocadoras para todos aquellos y aquellas que, ¡ay!, reprueban mi relación con Denisse. ¿Qué le vamos a hacer? Nos amamos. Mucho.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Pechos en regalía

Buena tocada en el Ruta 61. Estuvimos los ocho Pechos presentes (Leyla, Giuliana, María Emilia, Rafa Herrera, El Sr. González, Mauricio, Demetrio y yo, más dos invitadas: Carolina en la batería -en las cuatro piezas iniciales- y Dulce Chiang en voz en "Peut Etre"). En el encore ("Voy camino a casa") de hecho estábamos los diez en el escenario. Fue muy divertido. El Ruta se llenó y el ambiente resultó inmejorable. Entre los asistentes estaban el gran Jaime López, Raúl Aldana, Adrián López (de Monocordio), familiares de Denisse, Aarón Olvera, Graciela y Miguel, Dariah y dos amigos suyos, mis amigas Let y Letto (con sus respectivos acompañantes: Esparta y Chava), los papás de Caro, Adriana, Alina Poulain y mis amados hijos Jan y Alain con Hallet, mi queridísima nuera. Claro, también estaba ahí mi adorada Denisse. Asimismo, había bastante gente que no conocía y hasta Juan Óscar llegó por para grabarnos. Fue muy padre todo. Al final, me fui con Denisse, sus hermanos, su mamá, una tía y un primo suyos a cenar tacos al "Borrego Viudo", en Avenida Revolución. Una noche redonda y nuestra tocada -quizás- última de este 2008. Al parecer, la próxima será hasta enero de 2009, en el mismo Ruta 61, a cuyo propietario, mi gran amigo Eduardo Serrano, no dejaré de agradecerle que nos permita tocar en su foro. Aquí les incluyo (en dos videos) una parte de nuestra actuación de esta noche.
AL FINAL

EL BOOGIE DE LA MURALLA

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Ocho años de decir "Óoorale!" (Entrevista con David Estrada)


Es una publicación que despierta toda clase de prejuicios, todo tipo de suspicacias. Se le considera (casi siempre a primera vista y sin dignarse a abrirla y mucho menos a leerla) vulgar, corriente, hueca, indigna, de mal gusto. Nada más lejos de la realidad…, aunque también nada más cerca. Porque sí: la revista Óoorale! juega con el lenguaje que los exquisitos consideran vulgar y corriente, pero lo hace de manera ingeniosa, divertida, satírica y para nada hueca o indigna. Es, para mejor decirlo, una revista de muy buen mal gusto. Ahí donde publicaciones como TV Notas o TV y Novelas se toman en serio al periodismo chismoso y farandulero, Óoorale! le da la vuelta para burlarse del mismo y hacer reír al público al cual va dirigido… y a muchos lectores de clóset que la devoran a escondidas.
Óoorale! cumple su octavo aniversario de aparecer cada semana en forma ininterrumpida y con su director, David Estrada, es la siguiente charla.

¿De dónde vino la idea para hacer una revista como Óoorale!?
El primer pinino de lo que sería Óoorale! fue una revista de 1999 que se llamó Cuéntamelo todo, dirigída por la periodista Martha Figueroa y de la cual yo era reportero. Se pretendía hacer una publicación tipo el National Enquirer o The Sun, es decir, un tabloide de color del mundo del espectáculo, adaptado al medio mexicano. Pero sólo aparecieron dos números y Martha ya no quiso saber nada. Uno de los dueños y de los creadores de Cuéntamelo todo era Rafael Amador y con él estuvimos como seis meses maquinando cómo replantear el proyecto y decidimos hacer una revista como ésta, como Óoorale!, cuyo objetivo principal es transformar a las estrellas en mortales, enseñarle a la gente que los llamados artistas van al baño, se peinan, hacen caquita, hacen pipí, comen, les da diarrea, les pasa de todo, como a cualquier persona, y quitarles esa aura sublime de seres inalcanzables que mucha gente les otorga. Fue así que creamos Óoorale!, en el año 2000, pero nuestro primer número fue muy fresa.

¿A qué te refieres con “fresa”?
A que en ese primer ejemplar hablamos de la boda de Guadalupe Loaeza, de la boda de Gustavo Adolfo Infante… y cuando la vimos impresa, dijimos: “¿qué es esto?”. Ya ni la queríamos presentar. Pero seguimos y fue en el número 3 que publicamos una fotografía de Paulina Rubio en la que cruzaba la pierna y se veía claramente que no traía calzones. Bien palpable todo: no traía calzones. Rafael y yo, que éramos los directores editoriales de la revista, decidimos sacar la foto a todo el tamaño de la portada y poner como cabeza un texto que en los medios de comunicación en México nunca se había puesto: “¡Enseñó todo! ¡Paulina Rubio no trae calzones!”. Un encabezado claro, totalmente explícito, sin decir mentiras, sin eufemismos. Ese número 3, de cien mil ejemplares, vendió ciento diez mil. La gente la aceptó y a partir de ahí supimos la línea que teníamos que seguir.

¿Cómo surgió el nombre del semanario?
El nombre de Óoorale! vino en una junta en la que estábamos Rafael Amador, Camilo Sansores, Rocío Vargas y yo. Los títulos que ellos sugerían a mí no me gustaban. El que iba a quedarse era Los secretos de las estrellas, pero imagínate llegar al puesto de periódicos y decirle al vendedor: “Me da Los secretos de las estrellas”. Se oye muy cursi. Tenía que convencer a los otros tres de que no era un buen nombre, pero a cambio tenía que proponerles otro. Quedamos en vernos al día siguiente para eso y Rafael dijo: “Órale, entonces nos vemos mañana”. Entonces me vino una luz y les dije: “¡Ese es el nombre que debe tener la revista: Óoorale!”. Hubo mucha resistencia, todos estaban en contra mía, pero yo insistí, me fui a ver a la diseñadora y le pedí que me hiciera un logotipo con esa palabra. Cuando al otro día les mostré el resultado gráfico, les encantó y lo aprobaron…, aunque me impusieron a chaleco lo de “los secretos de las estrellas”. Por eso la leyenda aparece abajito del título, aunque cada vez la hacemos más chiquita.

Pero supongo que el estilo ha ido cambiando paulatinamente.
El estilo de la revista se fue dando poco a poco, aunque buscamos que nuestros colaboradores fueran gente siempre polémica. Nuestra primera colaboradora de esoterismo fue La Paca. Nos hacía los horóscopos y nos mandaba sus recetas desde la cárcel. Con su varita mágica, ésa que tenía en el rancho “El Encanto”, les leía el futuro a los famosos. Un colaborador eterno en Óoorale! es Matarili, quien durante años tuvo una columna de espectáculos en Ovaciones. Por otro lado, empezamos a crear un concepto que hizo que los hombres comenzaran a leer este tipo de temas. Claro que para ello incluimos fotos de mujeres con muy poca o nada de ropa. En el tabloide inglés The Sun hay una sección muy famosa que es la Página 3, que aquí se fusiló precisamente el Ovaciones. Nosotros hicimos algo parecido en la página 5, donde aparece una chava en topless, pero le añadimos la frase de la semana, de contenido pícaro y erótico, que nos mandan los propios lectores. La revista está dirigida al pueblo, a la raza, a la banda, al grueso de la población mexicana que no tiene un sueldo como el que tienen los profesionistas. Necesitábamos hacer un medio para que esa gente se riera y pudiera olvidar sus problemas, la carestía, el pago de la renta y de la luz. Que se olvidaran de las broncas con la vieja. La idea es que salieras de tu casa cada martes, compraras la revista y te la fueras leyendo en el metro, desde Taxqueña hasta El Toreo. Metimos pasatiempos, como antes lo hiciera el Cine Mundial, y dieron muy buen resultado.

¿Cuál fue tu formación como periodista?
Soy egresado de la UNAM, de la ENEP Acatlán. Cuando se dio la huelga aquella del Mosh, había clases extramuros, pero yo tenía necesidad de trabajar y empecé a hacer prácticas profesionales en Radio Centro. Después comencé a laborar ahí como redactor y como reportero de guardia. Me mandaban a todo lo que nadie quería ir. Fue en esa estación donde conocí a Martha Figueroa. Ella me echó la mano, me jaló al proyecto de Cuéntamelo todo y me introdujo en el medio de los espectáculos. Sin embargo, el verdadero periodismo lo aprendí en la calle. Yo era un periodista rudo y crítico, al contrario de Rafael Amador, quien estaba formado en la línea del periodismo de espectáculos más tradicional, el de revistas como Tele Guía. Nos complementamos. Hacíamos una mancuerna muy buena. Tiempo después él se fue, yo me quedé como director y ya tuve la libertad para transformar el estilo de la revista en lo que es hoy día.

¿De qué manera han influenciado, tu equipo y tú, al medio de la farándula?
Bueno, le hemos quitado lo solemne, fresa y romántico para darle una cuota de humor y un baño de pueblo. También hemos contribuido con detalles que se han quedado. Por ejemplo, nosotros bautizamos a la Tetánic. Cuando el alguna vez famoso Ness de Big Brother vino a México para presumir el tamaño de su pene, fuimos la única revista que reprodujo la palabra en portada. Pusimos: “Ness, el súper pene español”.

¿Se han enfrentado a la censura?
No exactamente. Una vez hubo una llamada de atención y nos mandaron a un curso de género en Gobernación. Pero lo entendimos, entendimos que no debíamos usar términos como “jotito” y otros que pueden agredir la sensibilidad de determinados grupos sociales. Eso nos permitió darle un giro al lenguaje, buscar ser más creativos, más ingeniosos en ese aspecto, y lo logramos. Aunque muchos digan que no tenemos ética, tenemos una autorregulación, un código interno. Jamás nos metemos con enfermos terminales y mucho menos con los niños. Cuidamos mucho no tocar los valores más tradicionales del pueblo: la mamá, la familia, etcétera. Somos, eso sí, una revista exagerada. Si alguien dice que determinado personaje tenía roto el pantalón, nosotros nos vamos al extremo y escribimos: “Tenía roto el pantalón y se le veía el calzón y el calzón estaba sucio, ahí se le ve…!”. Nos vamos más allá de lo que todos ven, por eso somos impactantes. Pero nunca decimos mentiras. Reza el lugar común que la realidad es más impactante que la fantasía. A mí Rafael Amador me decía: “En el momento en que se te acabe la creatividad, recurre a la realidad”. Así somos en Óoorale!

Pero no es una revista familiar, ¿o sí?
Fíjate que uno de nuestros objetivos es que el domingo que te sientas a comer con tu familia, tengas algo de qué platicar que no sean los problemas económicos o la renta y demás. Que sea sentarte y decir: “¿Ya viste que Paulina Rubio no traía chones? ¿Te fijaste en el video porno que sacaron de Michelle Vieth? ¿Será o no será el de la foto Imanol? ¿Viste las fotos de María Félix cuando la exhumaron? Eso es lo que ha pasado con Óoorale! Un día se nos ocurrió poner en portada a Adriana Cataño que era en ese tiempo la chava que tuvo un hijo con el actor Jorge Salinas y Jorge era casado. Adriana aparecía enseñando la pompa, empinada, y a Rafael Amador se le ocurrió cabecear con “Estas nalguitas fueron su perdición”. La combinamos con una imagen de Jorge Salinas con cara de asombro. Como quince días después, el mismo actor acudió a las oficinas para que le tomaran unas fotos que saldrían en Mi Guía, que también dirigía Amador, pero se metió a los cubículos de Óoorale! para reclamarnos y jurar que jamás se dejaría tomar fotos por parte de nosotros. Por eso nuestros fotógrafos nunca llevan gafete de la revista, porque algunos nos huyen. Aunque muchos famosos nos leen, incluso en los Estados Unidos. Hasta en las cárceles gringas la consumen. Nos han querido demandar, pero sólo una vez lo hicieron y no prosperó.

Dices que ustedes bautizaron a la Tetánic.
Fue hace mucho, cuando había un programa en Canal 13 que se llamaba Domingo Azteca, conducido por Karina Velasco, la hija de Raúl, el de Siempre en Domingo. El productor era Alberto del Bosque y un día que estaban grabándolo, Alberto me dijo: “No seas mala onda, entrevista a esa tipa. Se llama Roxana Martínez. La traje de Argentina que porque allá era muy famosa y aquí nadie la conoce y tiene un contrato por seis meses”. La entrevisté y me contó que en Buenos Aires había actuado en una obra que se llamaba El Titanic. Entonces, al ver sus pechos, se me ocurrió lo del apodo de la Tetánic. Publiqué la nota en Óoorale! y le armamos una polémica con Lorena Herrera. El caso es que empezó a volverse conocida y un día la invité a hacerse unas fotos y me gritó que no quería que le dijéramos la Tetánic, porque era un apodo horrible. La convencí de las fotos y en la sesión su marido también me reclamó por ese sobrenombre, me insistió en que ella se llamaba Roxana Martínez. Pero yo insistí en llamarla así en la revista. Como a la semana de publicar sus fotos con ese apodo, vino a verme, me trajo unos chocolates y me enseñó las tarjetas que se había mandado a hacer… como Roxana Martínez, La Tetánic que es como hoy todo el mundo la conoce. Al igual que esa, hay muchas más anécdotas que contar de cosas que nos han sucedido a lo largo de estos ocho años. Pueden decir lo que quieran de nosotros, menos que somos mentirosos o que no somos profesionales. Tenemos un excelente equipo editorial, un inmejorable cuerpo de reporteras. Nos apegamos a los géneros periodísticos y cuidamos el buen uso del español (nuestro corrector de estilo, Joel Aguirre, es licenciado en Periodismo y Comunicación Colectiva, está en contacto con gente de la Real Academia de la Lengua y escribe, en el Óoorale!, una columna sobre cuestiones idiomáticas llamada “Usa bien la lengua”). Ya tenemos también una página en internet (www.revistaooorale.com.mx) y hay varios planes por delante. Muchos la rechazan sin conocerla, pero, la neta, Óoorale! es mi pasión.

(Publicada esta semana en la revista Milenio Semanal No. 579)

martes, 18 de noviembre de 2008

Pechos en el Ruta 61 (próximo jueves)


Se me había pasado anunciarlo aquí, pero el próximo jueves 20 de noviembre, día de la revolufia mexicana que devino en PRI y en el sistema político que actualmente padecemos, Los Pechos Privilegiados nos presentaremos de nueva cuenta en el Ruta 61. Va a estar la banda completa (con sus ocho integrantes) y promete ponerse muy bien. No sabemos si será la última presentación de este año, pero por si las dudas les recomiendo asistir.

Hoy por la noche acudí con Denisse (quien por cierto diseñó el flyer del concierto de Los Pechos) al Auditorio Nacional, a la presentación de R.E.M. Fue un conciertazo (por razones profesionales, la crónica la subiré en mi blog Bajo presupuesto el próximo domingo). Allá nos encontramos con amigos como María José Cortés, Tatiana Maillard, Pepe Návar, Eduardo Limón, David Cortés y René Franco, entre otros. Fue una gran noche.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Annie Leibovitz contra Richard Avedon


París, Francia. La Casa Europea de la Fotografía y la galería Jeu de Paume fueron las sedes de un par de exposiciones de primerísimo nivel. Annie Leibovitz y Richard Avedon, respectivamente, se encontraron durante el verano y parte del otoño en esta ciudad siempre asombrosa, siempre novedosa y a la vez siempre clásica.
La Casa Europea de la Fotografía es un recinto situado en la rive droite del río Sena, cerca del fantástico barrio de Le Marais, del Museo Picasso y de la casa de Víctor Hugo. En sus instalaciones se presentó, del 19 de junio al 14 de septiembre pasados, la muestra itinerante A Photographers Life, 1990-2005 (hoy día, la expo se presenta en la ciudad de Londres, Inglaterra). Tuve el privilegio de estar ahí justo un día antes de que se cerrara –es decir, el sábado 13 de septiembre– y pude seguir paso a paso la cronología que ofrece la instalación fotográfica, ya que aparte de muchas de las más célebres fotos de esta artista de la lente nacida en los Estados Unidos (1949, Westbury, Connecticut), exhibidas en grandes dimensiones, había dos narraciones más o menos cotidianas en las cuales literalmente se relataban –por medio de pequeñas fotos- las historias de la escritora feminista Susan Sontag, quien fuera amante de Annie, y del padre de ésta, Samuel Leibovitz, cuyas muertes, tan distintas y a la vez tan semejantes, ocurrieron muy cerca en el tiempo.

Así, mientras por un lado podían verse estupendos retratos de personajes como Patti Smith, John Lennon y Yoko Ono (la de la célebre carátula en Rolling Stone), Leonardo Di Caprio, Scarlett Johansson, Jack Nicholson, Iggy Pop, Nicole Kidman, Brad Pitt, Bruce Springsteen, los White Stripes, Demi Moore embarazada (la famosa portada de Vanity Fair) y hasta George W. Bush con todo su staff presidencial, por el otro, el intimismo de las series sobre Sontag y el señor Leibovitz provocaba al mismo tiempo pudor y simpatía, calidez y compasión ante la muerte.
También había en la exposición impactantes imágenes de la guerra en los Balcanes, en especial la fotografía de una bicicleta tirada en el asfalto, poco después de que el adolescente que la tripulaba fuera cazado por la bala de un francotirador. De igual manera, y en sentido contrario, se exhibían sencillas fotos de las hijas gemelas de la fotógrafa y de algunas comidas y reuniones familiares.

El cazador de imágenes
Mientras tanto, en la galeria Jeu de Paume, situada al extremo poniente de las Tullerías, frente a la Place de la Concorde, la exposición Richard Avedon, Photographs 1946-2004 mostraba el genio de este artista tan despreciado en su momento (se le tildaba de fotógrafo de modas) y tan reconocido posteriormente. Avedon (1923, Nueva York-2004, París) era capaz de penetrar hondamente en la psicología de sus fotografiados, a pesar de que él siempre perjuró (tal vez con aguda ironía) que su trabajo era absolutamente superficial, ya que –decía- la foto no puede mostrar sino el exterior de las cosas y las personas. Sin embargo, basta con ver sus multiples retratos, cuyo denominador común son los fondos blancos y una perfecta austeridad, para descubrir que si algo tenía su trabajo era una enorme hondura.
La exposición en el Jeu de Paume quiso abarcar los dos lados básicos de la obra de Richard Avedon, es decir, su labor como fotógrafo especializado en modas (fue portadista de revistas tan prestigiadas en ese rubro como Harper’s Bazaar, Egoiste y Vogue, cuyos estilo e imagen revolucionó, al sacar a las modelos a las calles y transformarlas de objetos en sujetos fotográficos) y, sobre todo, su quehacer como retratista casi pictórico: cada imagen de Avedon es un cuadro tan expresivo como los de los pintores renacentistas que se pueden ver en el Louvre.

Doscientas cincuenta fotografías conformaron la muestra, una cantidad más que suficiente para demostrar el genio del fotógrafo norteamericano en París, donde por cierto desarrolló una buena y muy significativa parte de su carrera, ya que la ciudad le sirvió como escenario para varias de sus fotos de modas y para morir en ella hace justo cuatro años.
Aparte de las fotografías de grandes personalidades del arte, la cultura y la política incluidas en la muestra del Jeu de Paume (Charles Chaplin en sus años maduros, los Beatles, Bob Dylan, Jean Renoir, Katharine Hepburn, Isak Dinisen, Allen Ginsberg, Henry Kissinger, George Wallace, Dwight Eisenhower, John Huston, Alfred Hitchcock, Igor Stravinsky, Samuel Beckett, Ezra Pound, Francis Bacon, Jacques-Yves Cousteau, Alberto Giacometti, Buster Keaton y, por supuesto, Marilyn Monroe), en la misma destacan por sus peculiaridades algunos trabajos. Un ejemplo es la enorme foto de Andy Warhol y los miembros de The Factory, un verdadero mural fotográfico que ocupa una pared a todo lo largo y en el cual Avedon nos pone frente a una galeria de individuos al mismo tiempo estrambóticos y sofisticados, una imagen alucinante del padre del arte pop neoyorquino y todo su crew. He ahí, en un solo retrato colectivo, la síntesis de la revolución artística y sexual de los sesenta.

Personajes en fondo blanco
El empleo de fondos blancos en sus fotografías de personalidades las convierte en personas de carne y hueso, sin importar su fama o su aura de inaccesibilidad. Avedon hizo de ese sencillo recurso todo un sello, un estilo iconográfico que nos permite penetrar en el alma de los personajes registrados por su lente. Tal vez fue por ello que el Amon Carter Museum de Fort Worth, Texas, le encargó la asombrosa e impactante serie fotográfica In the American West. El artista se adentró en el Medio Oeste de los Estados Unidos para captar los rostros de decenas de individuos de la clase trabajadora norteamericana y utilizó con ellos la misma técnica empleada con las llamadas luminarias: el fondo blanco.

Dado que carecía de las posibilidades para montar un estudio durante su viaje por Texas, Colorado, Nevada y California, Avedon se las ingenió para capturar la dualidad de sus expresivas-inexpresivas caras, al colgar una sábana blanca en la parte trasera de un camion y colocar entre ella y su cámara a los anónimos personajes que fotografió. Meseras, vagabundos, desempleados, mineros del carbon, apicultores, granjeros, cazadores de serpientes y otros integrantes de la clase más empobrecida de la Unión Americana posaron frente a su mirada escrutadora, diseccionadora, y produjeron instantáneas que cimbran al espectador. In the American West, que ocupa la última parte de la muestra parisina en homenaje a Avedon, es en sí misma una exposición independiente perfectamente montada.

Annie Leibovitz contra Richard Avedon
Annie Leibovitz reconoció siempre la influencia que Richard Avedon ejerció sobre ella. Aunque resulta claro que la fotógrafa trató de ser una alumna aventajada y diferenciarse del maestro, hay diversos rasgos avedonianos en su trabajo. Incluso la forma como ella siguió el proceso de la enfermedad y la muerte de su padre es prácticamente identica a la que el de Nueva York efectuó con el suyo propio, Jacob Israel Avedon, hasta que éste falleció de cancer.

Comparar la obra fotográfica de ambos artistas estadounidenses es un ejercicio no sólo interesante y aleccionador, sino divertido y lúdico. Ambos se interesaron por fotografiar a las grandes personalidades de los ultimos cincuenta años, pero ambos también se preocuparon por dar testimonio de la historia (Avedon en Vietnam e Irak, Leibovitz en la guerra de los Balcanes). Trabajaron para grandes revistas internacionales y se codearon con la aristocracia (hay que ver las fotos de la reina Isabel de Inglaterra por Annie Leibovitz o las de los duques de Windsor por Richard Avedon) y las élites políticas de Washington (él, con el gabinete de George Bush padre; ella, con el de George Bush hijo), pero su compromiso más importante fue con la manifestación artística del oficio, del arte, que eligieron para expresarse: la fotografia.

(Publicado esta semana en Milenio Semanal No. 579)

domingo, 16 de noviembre de 2008

Fin de semana feliz


Anoche me fui con Denisse al Dao, un bar en Coyoacán donde mi amado hijo Alain celebró su aniversario número veintiséis con una fiesta en la que tanto él como mi otro (y no menos amado) hijo, Jan, fungieron además como DJ. Me dio mucho gusto estar ahí (aunque Alain cree equivocadamente que nos aburrimos) y compartir con ellos y sus numerosos amigos el festejo. Uf, veintiséis años ya de aquel 15 de noviembre de 1982 en que vino al mundo y lo vi nacer (para mayores detalles, los remito a la entrada que escribí en este mismo blog hace exactamente un año y un día). Fue un sábado feliz.

Hoy domingo, Denisse -mi maravillosa Denisse- y yo nos fuimos al Centro Nacional de las Artes para asistir a un concierto de Los Músicos de José (ver crónica en mi blog Bajo presupuesto-(http://bajopresupuestomusical.blogspot.com). La tarde era espléndida y la pasamos muy a gusto. De hecho, fue nuestro primer fin de semana juntos y resultó muy rico. Saludamos a Miguel Haller y Aldo Max de Los Músicos y a Rita Guerrero, quien iba con su bebé (hace como dos años los entrevisté a ella y a Aldo para La Mosca, en su faceta de matrimonio de músicos). De salida, Dení y yo recorrimos parte de la Feria del Libro Infantil y Juvenil que está en el propio CNA (compramos unos librines) y entramos a ver una magnífica exposición sobre el cine de Luis Buñuel. Fue un domingo feliz.

sábado, 15 de noviembre de 2008

Nerviosismo patrio*


La Patria está intranquila. Los acontecimientos más recientes hacen que nuestra amada república, este México lindo y querido que tanto veneramos, se encuentre frente a un verdadero peligro por primera vez en mucho tiempo. No es para menos. Fuerzas provenientes del exterior amenazan con dar el golpe final y dejarnos fuera de toda posibilidad de trascender como país y de ser parte importante en el concierto internacional de naciones.
Frente a esta situación de virtual emergencia, de fatal urgencia, no se ve que las tres instancias de gobierno –es decir, los poderes ejecutivo, legislativo y judicial-, los partidos políticos, los líderes patronales, los sindicatos, los medios de comunicación o eso que eufemística y pleonásticamente se ha dado en llamar la sociedad civil tomen cartas en el asunto. No sé si no se dan cuenta de la gravedad de las cosas, no sé si su pasividad, su indolencia y su irresponsabilidad han llegado ya a tales límites que han dejado de lado lo verdaderamente importante en aras de lo parcial y lo superfluo.
El pueblo en cambio sí lo palpa, lo entiende, lo vive día con día, lo siente en carne viva. No hay forma de engañar a la gente en este tipo de cuestiones. Se le podrá dar a las masas atole con el dedo en diversos temas políticos, sociales, económicos y religiosos, pero en esto sencillamente no. Por eso insisto en que todas las fuerzas del Estado nacional deben encender los focos de alerta y estar listas ante la eventualidad de la tragedia que podría sobrevenir, aunque muchos se empeñen en negarla y pretendan hacernos creer otra cosa.
La fecha clave es la noche del próximo miércoles 19 de noviembre (¡un día antes del día de la revolución!). Más vale que nos preparemos para todo, con toque de queda incluido, porque si esa noche la selección mexicana de futbol es eliminada por su similar de Honduras, será el crujir de dientes y el México bronco aparecerá en toda su magnitud.
El Apocalipsis, pues.

*Publicado hoy en mi columna "Cámara húngara" de Milenio Diario.

viernes, 14 de noviembre de 2008

My Girl


Me critican por ahí porque me refiero a Denisse como "mi niña". Incluso un lector rudo me acusa de cursi (y lo hace con razón, porque lo soy) y sugiere que debo decirle "mi vieja". ¿Mi vieja, a Denisse? Jamás (sólo miren su maravillosa sonrisa en la foto). ¿Mi chica? Tampoco, eso sí que es más cursi que lo cursi. ¿Mi chava? Humm, podría ser, pero... ¿Mi novia? Pues sí, aunque no sé por qué me incomoda la palabrita. ¿Ma fille? Amo la lengua francesa y la hablo medianamente bien (de algo me habrán servido nueve semestres en la Alliance Française), mas podría parecer pedante. ¿Mi torta? ¿Mi morra? ¿Mi media naranja? ¿Mi burundanga? Lo siento. Para mí, Denisse es mi niña y uso el término como lo usaron Otis Redding o The Temptations (ver video) cuando cantaban ese clásico de la música soul que es "My Girl" ("I've got sunshine/ On a cloudy day/ When it's cold outside/ I've got the month of May/ Well, I guess you'll say/ What can make me feel this way?/ My girl. (My girl, my girl)/ I'm talkin' 'bout my girl. (My girl)/ I've got so much honey/ The bees envy me/ I've got a sweeter song/ Than the birds in the trees/ I don't need no money/ Fortune or fame/ I've got all the riches, baby/ One man can claim/ Well, I guess you'll say/ What can make me feel this way?/ My girl. (My girl, my girl)/ I'm talkin' 'bout my girl"). Así pues, haré honor a mi amor por el soul... y por Denisse.

jueves, 13 de noviembre de 2008

Mis anti equipos (¿o cómo llamarlos?)


El lunes 3 de noviembre escribí aquí acerca de mis equipos favoritos de futbol y otros deportes, a nivel nacional e internacional. Pero, ¿cuáles son los equipos que no soporto? Bueno, en México es fácil: aborrezco al América (aun cuando debo aceptar que cuando Enrique Borja -el único ídolo que he tenido en mi vida en cualquier actividad- jugó ahí, luego de ser malamente vendido por los Pumas, fui temporalmente americanista, en un oscuro capítulo de mi vida). De España, me zurra el Real Madrid. De Argentina, nada más irritante que la soberbia del Boca Juniors, lo mismo que del Chelsea en Inglaterra. En el futbol americano hay dos equipos que me resultan vomitivos: los Delfines de Miami y, sobre todo, los Cowboys de Dallas. Creo que no hay más (en el beisbol no tengo fobias, aunque de niño me caían gordos los Diablos Rojos del México porque yo le iba a los Tigres). C'est tout.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

El pajaro azul (I'm in love with a muffin)


Hoy como a la una me lancé a la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, al auditorio Ricardo Flores Magón, para ver la obra El pájaro azul de Mauricio Maeterlinck, en adaptación de Dharia Lézin, con la compañia Teatra-pé, de la cual mi adorada Denisse Berman es integrante. Con una asistencia de media sala y algunos problemas técnicos, la obra resultó divertida y curiosa. Me encantó ver a la Dení en sus papeles de panquecito (en realidad una mantecada, ver fotos) y de una de las "Dichas", además de baterista en una parte musical. Son como veinte actores en escena.

Saludé a la mamá y el hermano (Güicho) de ma fille y a Dharia. Al final, me dieron un aventón a la escuela de música DIM, en donde me vi con el buen José Luis Domínguez, a fin de revisar algunos asuntos del disco de Los Pechos Privilegiados, mismo que espero aparezca a principios del año próximo. Regresé y por la noche vino a la casa Denisse (sin botarga de muffin), para cerrar juntos un día muy grato.

martes, 11 de noviembre de 2008

Sobre el amor, el trabajo y otras bachas


No deja de llamarme la atención el tono de algunos de los mensajes que he venido recibiendo en este blog, a partir de que comencé a andar con Denisse (ya nos acercamos a nuestro primer mes, por cierto, y todo marcha a la perfección). No me refiero tanto a aquellos comentarios en los cuales se me lanzan insultos o se hacen sugerencias ofensivas y/o de muy mal gusto acerca de nuestra relación (por supuesto que esos no los publico), sino a algunos que tratan de prevenirme sobre la casi imposibilidad de un noviazgo (llamémosle así, aunque a mí la palabrita me brinca) entre una joven de la edad de mi niña y un hombre maduro (es un decir) como quien esto escribe. Sé que hay quienes lo hacen con la mejor voluntad y se los agradezco. Otros de plano muestran que, a pesar de sentirse liberales y progresistas, mantienen en el fondo ideas sobre la moralidad tan rancias como las de las abuelas de la época porfirista. Me resulta increíble que en pleno siglo veintiuno, con todos los rollos sobre la diversidad y la tolerancia, etcétera, aún persistan visiones tan conservadoras y anquilosadas, sobre todo provenientes de gente joven. A algunos y algunas incluso les molesta que Denisse y yo no sólo nos amemos, sino que además seamos tan felices y la pasemos tan bien juntos. Como que la dicha ajena les irrita.
También veo que, haga lo que haga, escriba lo que escriba, saltarán sobre mí para cuestionarlo todo. Tal vez debería sentirme adulado por eso, porque significa que mucha gente está al pendiente de mi vida (expuesta intencionadamente en este diario virtual que es mi blog), pero no deja de resultarme sorprendente que haya por ahí tantos lectores furibundos que no aceptan mi calidad de ser humano común y corriente, de persona normal (es otro decir) que come, bebe, duerme, va al cine, usa el metrobús, ve la tele, frecuenta a sus amistades y familiares, se equivoca, ríe, sufre... y se enamora. Querrían que me dedicara en cuerpo y alma a trabajar en la reaparición de La Mosca, sin distracción alguna. Quizá deba decir de nueva cuenta que estoy trabajando en ello, pero que tengo que hacer otras cosas para subsistir y que son esas chambas y no mi relación con Denisse lo que me roba algún tiempo en relación con el proyecto post-moscoso. A nadie le importa más el regreso de la Mosquita, transformada en lo que sea, que a mí mismo. Pero también me importa estar con alguien tan maravilloso como mi chavita, al igual que me importan mi banda (Los Pechos Privilegiados) y algunos otros proyectos en puerta, aparte de estar con la gente querida que me rodea y que es mucha. En fin, ya veo venir la ofensiva de mensajes supuestamente ácidos con los que algunos inquisidores (que no críticos) se desahogan. Son los gajes del oficio. Ni modo. Yo me metí en esto por mi propia voluntad y he de soportar vara. Los leeré todos y publicaré los que no vengan cargados de insultos y de odio. Tan simple como eso.

lunes, 10 de noviembre de 2008

Falta...

... de asistencia la mía a la fiesta oficial por el cumpleaños de Denisse, ayer domingo, en la cual el plato fuerte fue la actuación de Paco Barrios, El Mastuerzo (buen cuate mío desde hace muchos años). El caso es que no pude ir, pero ella supo entenderlo (y sé que la pasó muy bien en el bar de San Jerónimo donde celebró su onomástico).

Hoy por la noche vino a cenar la bella Tatiana Maillard, brillante periodista y editora (revista Emeequis). Teníamos que ponernos al día sobre nuestras respectivas vidas y así lo hicimos. Un amor de amiga.

domingo, 9 de noviembre de 2008

¿Todos somos emos?


Ayer en la noche me fui con Denisse al teatro bar El Vicio, para ver la obra de Fernando Rivera Calderón Todos somos emos, con él mismo, la maravillosa Marisol Gasé y mis cuates Martín Durán y el Sr. González. Mi niña y yo la pasamos muy bien (fue nuestra primera salida juntos y solitos). La obra es divertidísima y muy recomendable. Hay un juego entre los actores y diversos muppets en verdad ingenioso y una serie situaciones y gags muy chistosos. González sorprende con su actuación (nunca había hecho teatro) y la genial Gasé está tan simpática y filosa como siempre (su personificación de Paulina Rubio ya es toda una creación). La escenografía y algunos de los muñecos son de otra gran amiga mía, Brenda Hernández (fue quien me hizo mi Mini-Me), que por ahí andaba también. Si pueden ir a ver la obra, no se arrepentirán. Todavía va a estar todos los sábados de noviembre. Al final, Denisse y yo pasamos a saludar a los actores y nos regresamos en un taxi como a la una de la madrugada de hoy domingo. Fue una noche excelente.

sábado, 8 de noviembre de 2008

Soul man*


Aunque en ningún momento he caído en la obamanía que afecta al mundo en general y a los Estados Unidos en particular, no deja de resultarme un alivio que los ocho años de George W. Bush por fin se vayan al carajo… luego que dejó del idem a su país y al planeta entero.
  Como amante apasionado de la música negra estadounidense –el blues, el soul, el jazz, el gospel, el rhythm and blues, el funk-, me place la idea de que un black man llegue a la presidencia de la nación más poderosa del orbe (que aún lo es). Ya veremos si al final de su mandato cantamos “What a Man” de Linda Lyndell o “Born Under a Bad Sign” de Albert King. El tiempo lo dirá.
  Lo que sí quiero resaltar, aun cuando ya otros lo han hecho, es la lección de civilidad y democracia que nos acaba de dar el para muchos odiado imperialismo yanqui. Al contrario de las elecciones de 2000, sembradas de sospechosismo cuando Al Gore fue malamente derrotado por Bush, las de este 2008 resultaron impecables y ejemplares. Sin los filtros puristas, absurdos, de las leyes electorales mexicanas, a pesar de que los dos candidatos se dieron con todo a lo largo de la campaña, al final sus discursos conciliadores y –esos sí- patrióticos fueron una muestra de lo que debe ser la política. Ahí están esas sendas piezas de oratoria para ser leídas y releídas por quienes sólo aceptan a la democracia cuando son los ganadores y en cambio se niegan a aceptar la derrota –como tan elegantemente lo hizo John McCain- bajo el método de la mentira y el berrinche.
  Barack Obama es el nuevo primer mandatario de los Estados Unidos y muchos empiezan a compararlo con John F. Kennedy. Esperemos que tenga todo lo bueno de éste (quien no era la perita en dulce que en algún momento se nos quiso hacer creer) y que no repita su trágica historia (debe haber muchos ultras y rednecks furiosos por el arribo de un hombre “de color” a la Casa Blanca). Parece un tipo bien intencionado y ha despertado las esperanzas de millones de personas de buena voluntad. Ojalá que lo dejen gobernar y logre que este mundo sea un poquito menos peor.

*Publicado hoy en mi columna "Cámara húngara" de Milenio Diario.

viernes, 7 de noviembre de 2008

Una canción de amor



Se llama "Denisse". Es la primera pieza que le compongo a mi niña. La escribí esta noche y la grabé tal cual, sin pulir, imperfecta, pero llena de cursi amor. Disculparán las molestias que está obra les genere.

Les incluyo la letra que dice así:

Denisse, en la rima de tu nombre está el desliz
y en las letras que te invocan, el sentir
que llegaste tú a mi vida y junto a mí
como un ángel silencioso y gentil.

Denisse, en la rima de tu nombre está la actriz
que con suaves movimientos y un sinfín
de callados parlamentos pudo, sí,
convencerme de que puede existir…

Un amor que se brinca las paredes.
Un amor que resiste a los deberes.
Un amor desafiante de la norma
y que se asombra de estar aquí.

Denisse, en la rima de tu nombre hay un tapiz
elegante como aura de emperatriz,
suave al tacto como ala de colibrí
que ahora vuela alrededor de mi existir.

Denisse, el sonido de tu nombre me hace feliz.
Es un nombre musical y tan joli
y quisiera yo escribirlo con un gis
para que todos supieran en un tris.

Que este amor no entiende de prejuicios.
Que este amor no entiende de armisticios.
Que es un amor desafiante de las reglas
y que se alegra de estar aquí.

Denisse, en la rima de tu nombre está el desliz
(Denisse) y en las letras que te invocan, el sentir
(Denisse) que llegaste tú a mi vida y junto a mí
(Denisse) como un ángel silencioso y gentil.

Denisse, Denisse.

jueves, 6 de noviembre de 2008

El blues y la sombra


Día tranquilo, con tarde difícil por un problema en la garganta que no pasó a mayores. En la noche, fui con Denisse al Ruta 61 para ver al grupo Blues y Sombra (buen nombre), cuyo encargado de la batería -Diego Olvera- fue maestro de mi niña, en dicho instrumento, hace no mucho tiempo. Buena música (exclusivamente covers en inglés, aunque de temas no tan conocidos; sólo reconocí "Trouble, Trouble" de Charles Brown y "Outside Woman Blues" de Cream). De llamar la atención la presencia de un chavito de trece o catorce años en la guitarra rítmica. Por ahí saludé a Eduardo Serrano y algunos compas más. Denisse y yo la pasamos muy bien en nuestra primera salida solos. Aunque a algunos les siga enojando (me llegaron dos comentarios anónimos cuya carga de ira y/o rencor no deja de azorarme), cada vez estamos más enamorados.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Mi única y sola duda


Debo admitirlo: hay un aspecto de Denisse que me hace dudar si hice bien o no en empezar nuestra relación. ¿Su edad? No: soy tan inmaduro que a veces hasta me siento más chico que ella. ¿Su carácter? No: es una mujer adorable, dulce, tierna, amorosa, fresca, espontánea, cariñosa, entregada, abierta, desprejuiciada, llena de sentido del humor. ¿Su vocación? No: me encanta que sea actriz y que además sea una gran escritora en ciernes y una baterista en vías de crecimiento. ¿Su apariencia? No: me gusta mucho, de la cabeza a los pies. En fin, para no hacer más largo el cuento, diré cuál es la única cosa que me inquieta de su personalidad y me mete en una seria actitud dubitativa: su tendencia a disfrazarse como el Tío Cosa de los Locos Adams, según se puede apreciar en la foto que ilustra a esta entrada. Eso sí que me preocupa. ¿Estará dementita?

martes, 4 de noviembre de 2008

Vaya día


Se suponía que el día de hoy iba a estar mediática, informativa, noticiosamente cubierto por las elecciones en los Estados Unidos de Norteamérica. De ese modo fue en ese país y prácticamente en el resto del mundo, pero no así en México, donde un terrible accidente aéreo concentró la atención de la opinión pública nacional. El que un jet de mediano fuselaje cayera sobre autos y personas en Periférico y Reforma ya era de por sí un hecho impresionante y dantesco, pero si a eso le agregamos que en el avión viajaban el secretario de Gobernación y otros altos funcionarios federales y que todos murieron calcinados, el impacto de la noticia resultó mucho más alarmante por sus implicaciones humanas, pero también por las de orden político. Juan Camilo Mouriño -polémico, discutido, criticado, atacado, defendido- murió en forma trágica y oscura. A pesar de los cuestionamientos que lo señalaban como presunto responsable de actos de corrupción (mismos que -hay que decirlo- no fueron probados legalmente), seguía en su puesto y era el más firme precandidato del PAN para las elecciones de 2012. Además, con él viajaba Jose Luis Santiago Vasconcelos, ligado a la lucha contra el narco y el crimen organizado, por lo que nada tiene de raro que las sospechas sobre un atentado hayan cobrado cuerpo de inmediato. Es posible, aunque el asunto tendrá que ser investigado a fondo (si es que no se termina por darle carpetazo). Claro que mucho importan también las personas que fallecieron en los carros que tuvieron la mala fortuna de encontrarse en ese lugar a la hora del avionazo, lo mismo que los transeuntes que fueron alcanzados por las llamas y la ola expansiva. Aquello debió ser un infierno. Pero, ¿cuáles serán las consecuencias políticas y sociales de la tragedia, en un contexto nacional tan lleno de violencia, discordias y crisis? No lo sabemos. Pero da miedo.

PD: En los Estados Unidos, ya se sabe, Barack Obama barrió a John McCain. Ya hablaré de eso el sábado próximo en Milenio.

lunes, 3 de noviembre de 2008

Mis equipos


La semana que hoy comienza será muy futbolera, sobre todo en el orden internacional (aunque también hay cierto morbo en nuestro mediocre pero entretenido campeonato mexicano). La Champions presenta partidos muy buenos (el Liverpool-Atlético de Madrid de mañana y el Real Madrid-Juventus del miércoles son platillos futbolísticos de primero orden). La Copa Sudamericana tiene por su parte, en el Guadalajara-River Plate, un juego muy atractivo. Esto me lleva a repasar -por si a alguien le importa y si no, ni modo: es mi blog- cuáles son mis equipos favoritos a nivel mundial. En México (de toda la vida), los Pumas de la UNAM. De España, sin duda alguna el Barcelona (que tomó un aire sensacional con Pep Guardiola). De Inglaterra (por raro que parezca), el Aston Villa. De Italia tampoco tengo dudas: la bella signora, la Juve, el Juventus de Turín. De Francia, obvio: el Paris Saint Germaine (aunque sea tan malo). De Argentina, ninguno en realidad, quizás el Vélez Sarsfield. De la Bundesliga alemana me tiene fascinado el espectacular y ofensivo 1989 Hoffenheim, por la increíble campaña que está haciendo... y hasta ahí (no cuento a los Mapaches de Nueva Italia o a los Valedores de Iztacalco, pero qué casos tan delirantes).


PD: En el beis de las Grandes Ligas siempre me han gustado los Bravos de Atlanta y en el futbol americano los devaluados 49's de San Francisco.

domingo, 2 de noviembre de 2008

Dieciocho primaveras


En realidad dieciocho otoños los que cumpliste ayer sábado primero de noviembre. Dieciocho añitos que parecen muchos y que parecen pocos, muy pocos. "¡Ya soy legal!", me escribiste con gracia en un simpático mensaje de texto por celular. Aun así, seguiremos siendo piedra de escándalo para muchas mentes que navegan con bandera de progresistas, abiertas y librepensadoras, pero que en el fondo son retrógradas y decimonónicas. Mentes de gente vieja y anticuada y amarga, metidas en cuerpos jóvenes. No importa. El amor llega cuando menos se espera y por caminos misteriosos. Esta vez llegó -en un momento justo para los dos, luego de sendas decepciones-, apareció y fue mutuo. ¿Cómo podríamos ambos dejar ir la oportunidad de ser felices por el tiempo que sea necesario? Anoche fue tu fiesta y allí estuve, con los tuyos (que me aceptaron bien), y pude mirar otras facetas de tu personalidad que igualmente me encantaron. Apenas dos semanas, pero dos semanas intensas y gratificantes; dos semanas dichosas, vamos. Eres adorable y ya te lo he dicho muchas veces. Je t'aime.

sábado, 1 de noviembre de 2008

De los 400 Pueblos a lo mejor de Milenio TV*


Dijo el jefe de la policía capitalina, Manuel Mondragón y Kalb –con enorme sensibilidad social-, que él podría correr del Distrito Federal, a patadas y en tan sólo diez minutos, a los integrantes de los 400 Pueblos. Parece olvidar que, desde hace tiempo, estos simpáticos y folclóricos strippers constituyen uno de los mayores atractivos turísticos de la mal llamada Ciudad de México y que no hay turibús que se respete que no los incluya en su recorrido. Necesitamos divisas para estos tiempos de crisis, don Manuel. No las aleje.

* * * * *

Sigo sin entender por qué, en 2010, los mexicanos vamos a celebrar el bicentenario de la Independencia y el centenario de la Revolución. Digo, si nos independizamos de España en 1821 y la revolufia (popularmente conocida también como “la bola”) terminó en… en… ¿en 1917, con la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos? ¿Acaso en 1929, con la conformación del Partido Nacional Revolucionario? No lo sé. Lo que sí está claro es que los triunfos de ambos movimientos (que es lo que deberíamos festejar) no se dieron en 1810 y en 1910 respectivamente.

* * * * *

A poco más de diez días de haber arrancado trasmisiones, no tengo duda sobre qué es lo mejor de Milenio TV. ¿El asalto a la razón de Carlos Marín? ¿El noticiario de Ciro Gómez Leyva? ¿El programa de entrevistas de mi vecino de página Carlos Puig? ¿La Afición de Rafa Ocampo y compañía? ¿Política Cero de Jairo Calixto Albarrán y mis demás queridos compas de Mil cosas más? No. Lo mejor, lo más destacado del flamante canal 120, es el pronóstico del clima con Angie González. ¿Quién se atreve a contradecirme?

* * * * *

PD: Para quienes me conocen (y para quienes no) en mi faceta de periodista y comentarista musical –es un decir-, les aviso que abrí un nuevo blog sobre el tema, llamado Bajo presupuesto (http://bajopresupuestomusical.blogspot.com/). Por si gustan ustedes echarle un ojo.

*Publicado hoy sábado en mi columna "Cámara húngara" de Milenio Diario.