viernes, 31 de diciembre de 2010

2010, un breve balance personal


Termina el año, termina la década. En lo personal, tuve dos pérdidas fuertes en 2010. La de mi hermano Sergio (ver foto), quien falleció a mediados de septiembre y cuya muerte aún no acabo de digerir, y la de mi relación sentimental con Denisse, aunque la separación no signifique rompimiento y la amistad y el cariño se conserven prácticamente intactos. Fuera de esos dos hechos más que tristes, los más recientes doce meses fueron bastante más positivos que los de 2009. En lo económico, la mejora fue leve pero satisfactoria. En lo sentimental, aunque significó el fin de mi relación formal con la Denixxxia, fue uno de los años en los que conocí a más nuevas amigas (gracias sobre todo a facebook, debo decir). A algunas aún no las he visto en persona, pero a otras sí y ha sido, en la gran mayoría e los casos, una experiencia espléndida. Puedo mencionar al respecto los nombres de nuevas amigas como Maggie, América, Laura, Ana Laura, Mónica Isabel, Mariana, Inna, Violeta, Ana María, Mildred, Maya, Amelie, Lily, Elizabeth, Graciela, Bárbara, Yuli, Aura, Xana, Jennifer, Dalia y las hermanas (y grandes cantantes) Ingrid y Jennifer Beaujean. Otras que se han vuelto amigas virtuales y a quienes espero conocer pronto son Yess, Abi, Karen, Sol, Xóchitl, Marie, Dani, Adriana, Érika, Itzel, Sahilé y Ana V, entre otras.
La Mosca en la Red se ha ido consolidando poco a poco, aunque sé que aún le falta mucho. Pero lo importante es que el sitio siga vivo y que poco a poco vaya mejorando. La posibilidad de que la revista vuelva a salir en papel sigue siendo remota, aunque no absolutamente imposible. Mucho dependerá de cómo camine la economía en 2011.
Milenio sigue cada vez mejor (saludos a Ciro, a Marín, a Rafa Ocampo, a Claudia Amador, a Guillermo, a Susi Moscatel, a Roberto Velázquez, a Roberto López et al) y fue este año también que empecé a colaborar en la revista Nexos y a coordinar su blog de música, “Acordes y desacordes”. Entrar a Nexos me permitió conocer, entre otra, a gente magnífica, generosa y amabilísima como Héctor Águilar Camín, Héctor de Mauleón, César Blanco, Kathya Millares, Mateo Aguilar, Alicia Ortega y Adriana, la guapa recepcionista.
Mis hijos están muy bien, mi mamá también y lo mismo puedo decir de mis dos familias: los García Michel y los Hellion. Mis amistades de siempre siguen ahí, aunque nos veamos poco: Adolfo Cantú, Fernando Rivera Calderón, Verónica Maza, Karem Martínez, María José Cortés, Yuriria Pantoja, Isadora Hastings, Claudia Sánchez, Yareni Torres, Diana Barreto, Eusebio Ruvalcaba, José Agustín, Margarita Cerviño, Sergio Monsalvo, Jorge Soto, Kattia Hernández, Fedro Carlos Guillén, Federico Cantú. También amistades entrañables como Tatiana Maillard, Talía Chavira, Eduardo Limon, Giuliana Vega, Letto, Lupita Rosas, Toño Ledezma, Rafael Tonatiuh, Jairo Calixto Albarrán, José Luis Martínez, Alicia Quiñones, Tacho, Elena Santibáñez, Brenda Hernández, Nancy Zahmer, Dulce Chiang, Ángel Sixtos, Lorna López, José Luis García Agraz, Juan Tovar, Jimena Colunga, Scheherazade Orozco, Leticia Zwittag, Míriam Canales, Sylvia Estrada, Paula Watson, Martín Durán, Lilián López Camberos, Sandra Guevara, Elizabeth Gallardo, Hopi, Jaime Flores, Germán Flores, Irma Larios, Liss, Claudia Elvira, Luna, Mariana Blanco, Jachen Duri, Jess Márquez, Angy, Mónica Romo, Karina Almaraz, Alejandro Meléndez, Moni Mateos, Fabiola Cantú, María Emilia Martínez, José Luis Domínguez, Iván Ríos Gascón, Isadora Mora, Alex Otaola, el Sr. González, José Manuel Aguilera, Jaime López, Mauricio Mayén, Démex, Adrianita, Eduardo Serrano, Juan Óscar, Andrés Soto, Aarón Olvera, Adrián López, Jorge González, Caro, Rafa Herrera y varias personas más que en este momento se me escapan.
Para 2011 hay en puerta varios proyectos (musicales, editoriales, periodísticos, de vida) que espero se materialicen.
Sólo me queda decir a quienes leen El rojo y el negro: gracias por su compañía a lo largo de estas doce mensualidades, los espero en las que siguen… ¡y feliz año nuevo!

1 comentario:

sirenadealcantarilla dijo...

Feliz año nuevo Hugo...y aunque suene a lugar común, que las cosas sean mejores para tí este año. Lo digo de corazón.

Un abrazo.