sábado, 9 de octubre de 2010

La orgía perpetua de Vargas Llosa*


Esta vez no quiero escribir sobre los políticos que día con día hacen de este México un país menos habitable (aunque eso sí, más divertido). Hoy quiero hablar de literatura y de un enorme escritor, a quien se ha despreciado y vilipendiado muchas veces por sus posiciones políticas y sus ideas democráticas y liberales (a él le debemos la definición de los setenta años del PRI como “la dictadura perfecta”), un autor que a lo largo de varias décadas ha mantenido una congruencia admirable y una inteligencia clara ante el mundo en que vivimos, pero que sobre todo ha entregado una obra literaria tan vasta como prodigiosa, tan variada como fascinante.
Pienso que el hecho de que al fin se haya otorgado el Premio Nobel de Literatura a Mario Vargas Llosa es no sólo merecido sino significativo. La Academia Sueca se había distinguido a lo largo de más de un siglo por dar dicho galardón casi siempre a escritores oscuros y poco trascendentes, al tiempo que ignoraba a los verdaderamente grandes (¿cómo es posible que Marcel Proust, León Tolstoi, James Joyce, Franz Kafka, Federico García Lorca o Jorge Luis Borges, por sólo mencionar a algunos, no lo hayan recibido jamás?). Hoy que ha decidido premiar a Vargas Llosa, no podemos menos que congratularnos y no como “latinoamericanos” (no empecemos con chovinismos), sino como simples lectores de sus libros.
Desde Los cachorros hasta Elogio de la madrastra, desde Conversación en la catedral hasta La fiesta del chivo, desde La casa verde hasta Travesuras de la niña mala (debo confesar que mis cuatro favoritas son Pantaleón y las visitadoras, La tía Julia y el escribidor, La guerra del fin del mundo y, muy especialmente, La ciudad y los perros), las novelas de este peruano universal son un portento de la imaginación y de la perfección literaria. A ello hay que añadir sus libros de ensayo, sus obras de teatro y sus múltiples artículos académicos y políticos.
En lo personal, me alegra muchísimo que uno de mis escritores predilectos haya recibido el Premio Nobel. Por fin una buena noticia.

*Publicado hoy en mi columna "Cámara húngara" de Milenio Diario.

3 comentarios:

Kafei dijo...

Pues Felicidades a Vargas Llosa.

Juan Carlos dijo...

Qué vasta es la obra de Vargas Llosa. No recordaba que había leído ya el elogio de la madrastra. La guerra del fin del mundo también es de mis favoritas. Sin duda, Vargas Llosa es un excelente escritor, pero no hay que olvidar que el nobel es también una operación política.

JCLU

Juan Carlos dijo...

Revisa este audio.

http://www.4shared.com/audio/9tGdXQBM/20101019_-_22-07_Tomate_28_Ven.html

Es del programa de Marcelino Perelló en Radio UNAM. Expone sus razones por las que considera que Vargas LLosa es un escritor mediano que no merecía el Nobel.