lunes, 2 de julio de 2012

Berrinche

Todo lo que ayer parecía una fiesta cívica hoy se convirtió en oscuridad, cuando Andrés Manuel López Obrador cambió de opinión, dijo que las elecciones no fueron limpias y que va a impugnar. La sombra de las protestas electorales del 2006 volvió a presentarse, siniestra. No sé cómo vayan a desarrollarse los próximos días, pero presiento que nada bueno viene. Habrá nuevo berrinche del señorcito.

2 comentarios:

Antonio Martínez dijo...

Lamentablemente AMLO se quedó estacionado emocionalmente en 2006.

gerardo haro dijo...

con apenas el 16% contabilizado, yo hubiese hecho lo mismo, esta raro que con tan poco porcentaje ya hasta el presidente haya declarado ganador a EPN... yo no se pero a mi aqui me huele a fraude.