miércoles, 28 de marzo de 2018

10 influencias decisivas en el rockcito

¿Cuáles son las grandes influencias de nuestro petit rock nacional? No el blues o el soul. Tampoco el rock sesentero o el brit pop. Mucho menos el punk o el grunge. No: las grandes influencias del rockcito mexicano salieron casi todas ellas de Siempre en Domingo y otras emisiones similares. He aquí una decena de ejemplos, en orden decreciente.

10.- Camilo Sesto. El españolito con cara de nalga de bebé es una notable influencia para ese supuesto rock nacional que solemos escuchar a diario y que tanto gusta de los lloriqueos cursis y las baladas ñoñas. Un padrino emblemático de nuestros roquerines.

9.- Sandro de América. Papá musical de vocalistas como Saúl Hernández o León Larregui, con más energía pero idéntica chabacanería y la misma tendencia al melodrama barato. Gran influencer este argentino.

8.- La Tigresa de Oriente. Llegó y arrasó, con su estrambótico estilo e inenarrable presencia. La peruana logró cambiar el estilo de intérpretes y grupos mexicanos como Natalia Lafourcade o Café Tacuba. Lo que Janis Joplin nunca pudo influir en estos lares lo consiguió esta indina andina.

7.- Los Bukis. Uno de los combos fundadores de la música grupera, padres putativos de cosas como Enjambre o Los Románticos de Zacatecas. A decir verdad, en el fondo, resultan más rocanroleros que muchas insignes estrellitas que se jactan de serlo.

6.- Los Ángeles Negros. Más o menos lo mismo que los Bukis, pero en versión chilena. Padres de los también andinos Manuel García o Los Tres que a su vez tanto emboban a los rockers (ajá) de Mexicalpan de las Tunas.

5.- Rigo Tovar. Lo llegaron a llamar el Jim Morrison mexicano y parece que le gustaba el rock, aun cuando le dio por la cumbia, esa misma cumbia que ya tiene patente de corso en el Vive Latino.

4.- Leo Dan. Otro argentino, tan influyente en el rockcito mexicano como el propio Gustavo Cerati, aunque menos pretensioso. También más afinado que el 99 por ciento de nuestros cantantes del género.

3.- Microchips. Creado por los hermanos De Llano Macedo (Luis y Julissa), este conjunto de chavitos fue contemporáneo de Caifanes, Fobia y La Maldita, aunque su música era mucho más rocanrolera que la de los tres mencionados y hasta resultaban más simpáticos.

2.- Menudo. Los hechizos puertorriqueños marcaron de por vida a muchos de los actuales exponentes del rockcito, sobre todo a los que sustituyen la falta de calidad musical con una hiperquinesis escénica tipo Víctimas del Dr. Cerebro o Los Abominables (nunca un nombre más certero).

1.- Timbiriche. Los padres definitivos del rockcito y quienes merecen —¡a la de ya!— ser estelares absolutos del próximo Vive Latino. Obra también de los hermanos De Llano, Timbiriche merece un reconocimiento nacional y la pleitesía eterna por parte de sus cientos de discípulos (quienes, no obstante, son mil veces menos roqueros que Sasha, Eric, Diego, Mariana y compañía).

1 comentario:

fabian guzman diaz dijo...

Efectivamente, de pena que esas sean las grandes influencias de estos seudo roqueros. Que la misma Morrison confiese su apego por el mariachi y la banda; que el Cirerol diga que no conocía nada de Rock; que hasta exista un grupo llamado Camilo Séptimo (en clara referencia al Sesto), que Lafourcade le haga un tributo a Lara y que se la pasen covereando y acompañando a Bosés, a Romos, a Broncos,a Tigres, etc