miércoles, 2 de diciembre de 2015

De santos, laicismos y Lady Gaga*

Eso de que algunos católicos digan que el primer milagro del flamante San Juan Pablo II (¿así se dice?) fue el asesinato de Osama Bin Laden, me parece un franco despropósito. Por lo visto, a partir de ahora al papa polaco van a colgarle más milagritos que a Ninel Conde y sus supuestas frases para la posteridad.
  Así que nuevo santo habemus y a la ceremonia de beatificación acudió Felipe Calderón Hinojosa, el presidente de una república laica en la cual priva la separación entre la Iglesia y el Estado. ¿Se vale hacer eso? Porque lo que aconteció en el Vaticano no fue una cuestión diplomática o protocolaria, como podría serlo la entronización de un nuevo papa. Se trataba de un hecho estrictamente religioso y el mandatario de un país laico como el nuestro no tendría por qué haber estado ahí.
  Me parece muy respetable que Felipe Calderón, como individuo, profese la fe católica. No obstante, como presidente de los Estados Unidos Mexicanos tendría que observar las formas republicanas, por muy liberales que le parezcan. Después de todo, es el gobernante de todos los mexicanos y eso incluye a protestantes, evangélicos, judíos, musulmanes, budistas y ateos.
  México tiene una larga historia de guerras religiosas y el Estado laico es la mejor garantía de paz, convivencia y pluralidad. De otra manera, podríamos volver (wishful tkinking panista) a los tiempos en los cuales la Iglesia determinaba lo que se podía hacer, decir, ver y pensar en este país. Si así estuviéramos, los conciertos de Lady Gaga, ayer y antier, no se hubiesen podido llevar a cabo; no por la cuestionable calidad artística de la cantante, sino por ciertas posiciones suyas de irreverencia ante el catolicismo.
  Otro católico, por cierto, encabeza una marcha por la paz y contra la violencia que desde anoche estaba llegando al Distrito Federal. Un abrazo solidario para el poeta Javier Sicilia, un hombre de raigambre religiosa pero de espíritu abierto, plural, democrático, incluyente. Católicos como él, siempre serán bienvenidos.

*Publicado a principios de 2011 en mi columna "Cámara húngara" de Milenio Diario. Por alguna razón no constaba en este blog.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos Sr. Garcia, no recuerdo cuando fue la última vez que leí algo de su puño y letra en relación a aluna obra de Jeff ó la misma ELO, me encantó su opinión sobre "Alone in the universe" y me encantaria saber que opina sobre dos de mis discos favoritos de ELO: "Eldorado" y "Face the music", reciba un fuerte abrazo y mi admiración de tantos años.

Victor Sandoval dijo...

Saludos Sr. Garcia, no recuerdo cuando fue la última vez que leí algo de su puño y letra en relación a aluna obra de Jeff ó la misma ELO, me encantó su opinión sobre "Alone in the universe" y me encantaria saber que opina sobre dos de mis discos favoritos de ELO: "Eldorado" y "Face the music", reciba un fuerte abrazo y mi admiración de tantos años.