lunes, 22 de febrero de 2016

Historia de unas fotos

Las tenía hace muchos años. Quince para ser exactos. Nos las tomó la bellísima y talentosa fotógrafa -grande y adorada amiga- Isadora Hastings. Iban a formar parte de un disco que habríamos de grabar mi querido Adolfo Cantú y yo, proyecto que no se llegó a concretar. Pero quedaron las fotos. En transparencias. En una cajita que guardé quién sabe dónde, hasta que apareció quién sabe cómo. Pensé que en esta época digital sería imposible encontrar quién las revelara. Pero he aquí que di con un local cerca de donde vivo, en el que me las revelaron y hasta digitalizaron. Una docena de fotos que por fin he visto impresas y que al mismo tiempo puedo usar y mostrar por este medio y otros similares. Qué bien.

2 comentarios:

Unknown dijo...

Las fotografias, preciados recuerdos que no solo viven en la memoria, viven a plena vista!

Arturo Jimenez dijo...

Las fotografias, preciados recuerdos que no solo viven en la memoria, viven a plena vista!